El ítalo argentino Sergio Parisse criticó la cancelación de Nueva Zelanda-Italia

El ítalo argentino Sergio Parisse, tercera línea y capitán del seleccionado italiano, criticó hoy la decisión de la World Rugby de cancelar el partido que iban a jugar Nueva Zelanda e Italia el próximo sábado por el Grupo B de la Copa del Mundo de Japón, por temor a las consecuencias que podía ocasionar el tifón Hagibis.

sección deportes

Sergio Parisse.

RUGBY WORLD CUP

El ítalo argentino Sergio Parisse, tercera línea y capitán del seleccionado italiano criticó hoy la decisión de la World Rugby de cancelar el partido que iban a jugar Nueva Zelanda e Italia el próximo sábado por el Grupo B de la Copa del Mundo de Japón, por temor a las consecuencias que podía ocasionar el tifón Hagibis.

"Es difícil saber que no tendremos la oportunidad de jugar un partido contra uno de los grandes equipos como Nueva Zelanda. Si los All Blacks necesitara cuatro o cinco puntos contra Italia el partido no se cancelaba", dijo Parisse

Al no jugar y declarar el partido empatado, cada equipo recibió dos puntos y con ello Italia quedó sin chances de clasificar para cuartos de final. De haberse jugado Italia tendría que haber vencido al vigente bicampeón del mundo para avanzar, un improbable resultado, pero al menos lo habrían intentado.

"Es ridículo que los organizadores no tuvieran una alternativa, ya que no es noticia que los tifones se registren en Japón en esta época del año. Es ridículo que no haya un Plan B, cuando se organiza una Copa del Mundo, debes tener uno". dijo el tercera línea nacido en La Plata, de 36 años.

Pocos esperaban que Italia le causara una molestia a Nueva Zelanda pero Parisse está decepcionado de no enfrentarse a los All Blacks en la que podría ser la última vez en su larga carrera en el seleccionado italiano en donde debutó en 2002, señaló el sitio sudafricano de rugby Sport24.

"Nos faltaron el respeto como equipo, perdimos las 15 veces que jugamos ante Nueva Zelanda y todos creen que es igual para nosotros, pero merecíamos ser respetados como equipo", agregó Parisse.

Mientras tanto, el entrenador de Italia, el irlandés Conor O'Shea, lamentó un "horrible" final de la Copa del Mundo: "Ví la reacción de los jugadores tras el entrenamiento, los muchachos dieron su vida al rugby italiano y su mundial terminó en el campo de entrenamiento, cuando deberían estar en el campo de juego".

Por su parte, el entrenador de los All Blacks, Steve Hansen, dijo que la cancelación era "obvia", e insistió que cuando "se tiene un tifón del nivel que se aproxima entonces la seguridad es lo más importante".

También se canceló el partido que debían jugar en Tokio Inglaterra y Francia, que ya estaban clasificados por el Grupo C, en donde intervino Argentina y quedó fuera de los cuartos de final.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?