Argentina Open

Federico Coria: “El Muñeco Gallardo me marcó mucho en mi carrera”

“Me la pasaba mirando sus conferencias de prensa”, rememora el argentino, que utilizó al ídolo de River como un “coach” cuando no podía pagar un propio y viajaba solo por el mundo. Entrevista con MDZ.

Gonzalo Ferreyra miércoles, 14 de febrero de 2024 · 17:58 hs
Federico Coria: “El Muñeco Gallardo me marcó mucho en mi carrera”
Federico Coria volverá a salir a la cancha este jueves ante Cameron Norrie, segundo preclasificado, por los octavos de final del Argentina Open Foto: Juan Mateo Aberastain Zubimendi / MDZ

“Que la gente crea, porque tiene con qué creer”, soltó Marcelo Gallardo, con total convicción, luego de la derrota de River ante Gremio en las semifinales de la Copa Libertadores 2018. Pocos días más tarde, el Millonario remontaría la serie ante el por entonces campeón defensor y avanzaría a la definición. Al día siguiente se confirmó que el rival sería Boca y esa final se transformó en "la" final.

Aquella frase marcó por completo la carrera de Federico Coria (tenista argentino, 106° del mundo, ex 49°). Aquel 24 de octubre, ocho años atrás, el oriundo de Venado Tuerto ocupaba el puesto 338° del ranking, lidiaba con problemas de confianza y no se sentía satisfecho con su carrera. “No lo había dado todo”, confesó en varias oportunidades. En paralelo, River atravesaba uno de los mejores momentos de su historia con Gallardo a la cabeza; el broche de oro llegaría con el título en Madrid contra su clásico rival, el 9 de diciembre de ese 2018.

En abril de 2019, la vida tenística de Coria cambió por completo cuando ganó el Challenger de Savannah. “Juego este torneo y me retiro”, se había dicho a sí mismo en los días previos, por la falta de recursos económicos. Ni se imaginaba lo que vendría después y cuánto lo motivaría el club de sus amores; esa gran pasión que compartía con Guillermo, su hermano, leyenda del tenis argentino (ex N°3 y finalista de Roland Garros).

Federico (en Savannah) y Guillermo Coria, festejando como el Matador Salas. (Fotos: archivo)

Luego de ese torneo en clay americano, el menor de los hermanos lograría un ascenso fantástico e ingresaría al Top 100 el 21 de septiembre de 2020. Romper esa barrera se atrasó varios meses por el parate mundial por el covid-19. Actualmente, a un partido de alcanzar las 50 victorias ATP, disfruta de su carrera día a día, con la tranquilidad de haber cumplido sus sueños pero sin relajarse.

“Siempre jugar acá es muy especial, yo disfruto mucho las semanas en Argentina. Aprendí a potenciar y a no ponerme excesivamente nervioso, porque hubo un momento en mi carrera que me daba pánico jugar acá, delante de la gente que está conmigo en el día a día, de mis amigos”, reconoce Coria en el comienzo de una charla distinta con MDZ, con una sonrisa de oreja a oreja, tras derrotar a Sebastian Ofner (38°), victoria que quedará en su memoria como una de las “mejores” de su trayectoria.

El Court Guillermo Vilas, la cancha central del BALTC, coreó su nombre luego de un partido con ambiente de Copa Davis, una batalla bien de polvo de ladrillo. Desde su banco, su coach Andrés Schneiter lo alentó y lo motivó sin parar: “Es el entrenador que me cambió la vida”, suelta cada vez que habla de él.

Federico Coria, tras ganar su primer partido en el Argentina Open 2024. (Foto: Argentina Open)

“Cuando estuve 150 recién pude contratar a Fran Yunis, el Gringo (Schneiter) me ayudaba por WhatsApp y cuando nos veíamos acá en Buenos Aires. Pero en esa época que andaba solo por el mundo, miraba conferencias de prensa de Gallardo. He llegado a escribirme ‘Gallardo’ en el grip”, recordó Coria con suma emoción, utilizando a su ídolo como entrenador motivacional. Y continúa: “Él transmite la idea de creer, de que la gente se quede tranquila- En mi caso, lo llevaba a demostrar actitud darlo todo; que mi gente, se sienta orgullosa. A mí me exigen que deje todo en la cancha, tenga buena actitud. En un challenger solo en Kazajistán, por ejemplo, decía: ‘Si me está viendo mi mamá, mi papá y mi mujer tengo que dejar la vida”. Confiar en sí mismo, salvando las distancias de su peor momento de confianza, es algo que todavía le cuesta en el día a día.

El Argentina Open es un torneo especial para todos los locales, pero para el jugador de 31 años es aún más representativo, porque es donde disfrutaba del Mago en sus mejores momentos. Soñó durante muchísimo con jugar en el Court Guillermo Vilas y no la cambia por nada. Como si fuera poco, conoció a Gallardo y a su otro ídolo, Salas, en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

“Gallardo me marcó muchísimo en mi carrera. River es mi gran pasión junto con el tenis. El club es fundamental en mi carrera, aunque cuando estoy en Europa es complicado ver los partidos”. Por supuesto que, en el Viejo Continente, Coria se durmió tarde en varias ocasiones para seguir al Millonario. En Argentina, tiene asistencia casi perfecta al Estadio Más Monumental.

Marcelo Gallardo, Marcelo Salas y Federico Coria disfrutan de un partido de Guillermo en el ATP de Buenos Aires. (Foto: gentileza Federico Coria)

-¿Ganar el ATP de Buenos Aires o que River salga campeón de la Copa Libertadores en su cancha?

-¡Ufff! (suspira con dudas) Ganar acá sería algo impresionante, ¿no? Pasa que es el torneo más importante de Argentina, entonces... Ya vi la del 2018 y... lo máximo. Es difícil superar eso. Sería algo muy importante, pero bueno, Boca no está en la Libertadores, así que este año me quedo con el ATP.

Archivado en