Segunda parte

Diego Tonetto: "No me quisiera ir nunca de Independiente Rivadavia"

El volante de la Lepra habló, en esta segunda parte del mano a mano con MDZ, de la gran final ganada ante Almirante Brown en Córdoba y de su futuro en el club, entre otras cosas.

Juan Andrés Tuzzi
Juan Andrés Tuzzi miércoles, 15 de noviembre de 2023 · 20:22 hs
Diego Tonetto: "No me quisiera ir nunca de Independiente Rivadavia"
Diego Tonetto, en la redacción de MDZ. Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

Diego Tonetto, hombre clave en el ascenso de Independiente Rivadavia a la Primera División del fútbol argentino, habló de todo en un mano a mano con MDZ, luego del gran triunfo ante Almirante Brown en la final disputada en Córdoba. 

En esta segunda parte de la entrevista con el mediocampista mendocino, referente del plantel azul, destacó sus ganas de seguir en el club y contó cada detalle de la final.

- ¿Cómo viviste la final, cómo fue el paso a paso hasta ese momento?
La verdad que fue tremendo, con sensaciones y emociones diversas. Ansiedad, emoción, alegría, un poco de miedo porque son finales y es el oro para el que gana, y el dolor y la frustración para el que pierde. Y uno inconscientemente siempre piensa para arriba, para lo lindo que lo otro también puede pasar. Fue una semana dramática porque la mochila del club era pesada, pero teníamos 90 minutos para cambiar esa historia. Y por otro lado teníamos el condimento de lo que significaba esa final para cada uno. En mi caso era uno de los sueños que me había propuesto cumplir desde hace un par de años: tener la posibilidad de volver al club y conseguir un logro importante. A todo eso agregale la familia, que vivió la previa peor que yo, porque no se definía la sede, no sabíamos dónde íbamos a jugar, pero inconscientemente, sabían que sea donde sea iban a ir. Fue un poco dramático desde ese lugar. Ya una vez confirmada la sede, empezamos a reservar pasajes, estadía. También fue bueno de parte del club que pudimos viajar dos días antes, para descansar bien, priorizar eso, pero para la ansiedad, la cabeza, es tremendo. Era viernes y estábamos en Córdoba. Faltaba todo el sábado, y la mitad del domingo y había mucha ansiedad. Pero a mi edad, me permito disfrutar el camino, más allá de lo que pueda pasar después. A lo largo del año lo hice, y en la final también. Había ansiedad, pero disfruté mucho todo, de los días previos, de cuando la familia llegó a Córdoba, de la gente que nos iba a ver al hotel, de llegar al estadio y ver la cantidad de gente, de la emoción que tenían. Fue todo alegría y disfrute.

- Braian Sánchez nos comentó que estaba convencido de que iba a ser titular. ¿Te pasó algo similiar?
Sí, me paso igual. De todas maneras Alfredo (Berti) en el inicio de la semana lo dijo, de la misma forma que lo hizo todo el año: qué había que entrenar todos iguales, que iba a probar, que iba a decidir, pero que todos éramos importantes. A lo largo de todo el año pasó y en la final fue la muestra fiel de eso. Para uno como jugador por ahí es difícil sentir que no vas a jugar, pero rápidamente hay que dar vuelta la página y transformarse en un relevo potencial para ganar y contribuir en lo grupal. Creo que lo hicimos bien. Lo hablamos después con Alfredo, lo influyente que habían sido los cambios en los partidos previos, como en el de Maipú. Los que arrancan van demoliendo, desgastando y los que entran terminan de ganarlo o de liquidarlo. Creo que esta final fue similar. Los que iniciaron creo que hicieron la peor parte, porque en una final uno siente ese temor a equivocarse a arriesgar de más. Y por eso el primer tiempo fue duro, Almirante nos dominó, sin tener situaciones claras, y después en el segundo tiempo ahí se vio realmente el despliegue y el resto físico que tuvimos nosotros por encima de los demás.

Tonetto fue uno de los hombres más importantes del plantel a lo largo de la temporada.

- Contame la jugada del primer gol… ¿en qué momento pensaste que la podían recuperar, teniendo en cuenta que cuando tiran el centro, ya estabas en el área? Y decime si no te quedaste con las ganas de que entre el cabezazo directamente...
Y si, no te voy a mentir, imaginarte hacer el gol del ascenso es algo que queda para siempre, porque lo que se termina mostrando en todos lados es el gol. Pero haber contribuido es muy lindo, y si le preguntás a Braian, más allá de que te va a decir que es el gol más importante de su vida, nunca va a priorizar lo individual por lo grupal. Estando afuera veía que estábamos mejor, con más resto físico, pero no podíamos concretarlo. Una vez que entramos en el alargue ya lo iba pensando: si me toca entrar en la posición que normalmente juego, más allá de que es un equilibrio en el medio, ayudando al volante, si no ataco yo que estoy fresco, quién lo va a hacer. Entonces desde que entré le dije a los chicos, mírenme, pínchenmela por arriba que soy el que más fresco está. Y en esa jugada estaba atacando y me quedé en el área porque dije, si hay algo acá, lo tengo que agarrar. Y por esa ilusión que te decía: internamente pensaba en que lo ganábamos con un gol mío. Creo que el mérito fue de los chicos que no la dieron por perdida y también por ese resto físico que teníamos.

- ¿Qué tenés ganas de que pase en tu futuro cercano, tenés ganas de quedarte en Independiente?
Yo siempre lo dije, sobre todo en este último tiempo: no me quisiera ir nunca de Independiente, de alguna forma u otra, porque uno ya tiene una cierta edad para la carrera de jugador, y ya tiene que ir pensando en un rol afuera de la cancha. Pero este año me sirvió para seguir demostrándome que estoy vigente, me siento bien, me sentí importante adentro de la cancha como jugador. Y después, en lo que concierne a lo externo, al vestuario, al día a día en el club, son años que estoy, que conozco y este año traté de ayudar y de trasladar un montón de situaciones complicadas que le pueden pasar a chicos que recién llegan al club y creo que desde ese lugar lo hice relativamente bien porque ellos mismo me lo dicen, pero a fin de cuenta lo importante es adentro de la cancha y este año me sirvió para seguir demostrando y confirmándome que estoy bien para seguir, entonces el deseo y la ilusión obviamente es tener la posibilidad de jugar con Independiente en Primera, sería hermoso para mí y para mi familia. Pero uno entiende las urgencias y las necesidades del club. Imagino que lo primero que querrán es la continuidad de Alfredo, que considero que se ganó la posibilidad de dirigir en Primera y después empezarán con las renovaciones de los jugadores y con las incorporaciones. Creo que sería lindo que el club le diera el valor a lo que se consiguió, pero son cosas separadas, porque más allá de eso, está la realidad de jugar en Primera que es un salto muy grande.

La entrevista completa

 

Archivado en