Rafa Nadal y Gaby Sabatini hicieron dupla en una noche inolvidable

Rafa Nadal y Gaby Sabatini hicieron dupla en una noche inolvidable

El español y la extenista argentina fueron equipo en el dobles contra el noruego Casper Ruud y Gisela Dulko en una exhibición en el Parque Roca.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El Arena Parque Roca fue el escenario de un histórico partido de tenis en el que Gabriela Sabatini volvió a jugar en la Argentina tras varios años, en una exhibición en la que formó pareja con el español Rafael Nadal y contra su amiga Gisela Dulko, que hizo equipo con el noruego Casper Ruud. El encuentro se jugó en el marco de la gira del tenista de Mallorca por Latinoamérica.

Rafa, quien volvió a jugar en la Argentina luego de seis años, aseguró que "fue una noche inolvidable y muy especial". El de Manacor disputó una exhibición en la que derrotó por 7-6 (8) y 6-2 a Casper Ruud y luego compartió con Sabatini el dobles mixto ante la dupla conformada por el noruego y Gisela Dulko (6-4).

Después de los partidos, el español explicó: "Es una sensación única jugar acá. Desde que vine acá en 2005, mi carrera se empezó a ir para arriba". Por otra parte, elogió a Dulko y Sabatini: "Son referentes del tenis argentino y latino". Rafa había jugado por última vez en Argentina en 2016, cuando llegó a la final del Argentina Open. 

Por otro lado, el público argentino le dedicó una ovación a Sabatini cuando fue presentada. Gaby, exnúmero 3 del mundo, ganadora del US Open en 1990 y del WTA Championship en 1988 y 1994, además de Wimbledon en dobles en 1988, salió a la cancha con Gisela Dulko, ambas con la camiseta de la Selección argentina de fútbol. Más tarde, Gaby y Gise les regalaron camisetas de Argentina a Rafa y Ruud, con sus nombres estampados y la 10 en la espalda.

Gisela Dulko, quien supo brillar en el tenis durante la primera década de 2000, también recibió un enorme apoyo de los argentinos. Ganadora de cuatro títulos WTA y ex 26 del mundo en singles, la nacida en Tigre tocó el cielo con las manos en el dobles, categoría en la que ganó el Australian Open en 2011 e incluso llegó a ser número 1 del mundo.

El partido de dobles estuvo lleno de magia y nostalgia y los tenistas pudieron demostrar sus mejores habilidades, deleitando a un público argentino que ya venía de disfrutar el triunfo de Nadal sobre Ruud por 7-6(8) y 6-2. El resultado (prácticamente anecdótico) del doble mixto fue de 6-4 a favor de Sabatini y Nadal. La ex tenista, que se retiró en 1996 cuando tenía solo 25 años, se mostró impecable físicamente pese a sus 52 años.

Hubo un punto específico en el que se ganó la ovación del público. Fue cuando tenían punto de quiebre para colocarse 5-3. Allí, Gaby realizó una Gran Willy que complicó a sus rivales y fue su compañero Nadal quien se encargó de terminar el punto. Los espectadores terminaron aplaudiéndola de pie. Sabatini aseguró tras el partido que "son cosas que quedan en el corazón y no se olvidan más".

La última vez que Sabatini jugó fue en 2000, cuando disputó un partido en el Buenos Aires Lawn Tennis Club contra la rusa Anna Kournikova. Gaby, que se retiró de manera prematura en 1996, confesó: "Hicimos (con Gisela Dulko) lo que pudimos, pero Rafa y (Casper) Ruud nos perdonaron un poquito".

"La sensación fue de mucha emoción y por suerte se disfrutó mucho", agregó Gaby. Con respecto a volver a jugar en la Argentina, señaló que "es algo único" y añadió: "Hacía mucho que no jugaba acá. Sentía que no iba a poder por la emoción que teníamos".

Dulko, por su parte, contó que pidió jugar del lado del drive para sentirse "cómoda contra jugadores de este calibre". Asimismo, reveló: "No se puede explicar el peso y la velocidad de la pelota de Rafa". Por último, aseguró que volver a jugar en el país hizo que esta sea "una noche especial", y se emocionó al contar que es la primera vez que la ve jugar su hijo.

El noruego Ruud, número 3 del mundo, dijo algunas palabras en español y contó que estaba muy feliz por estar en la Argentina: "Siempre que vengo a a Buenos Aires tengo buenas sensaciones. Espero volver en el futuro".

Y siguió: "Es difícil aprender solo una cosa de jugar con Nadal. Es un gran deportista, pero lo que más destaco es que nunca baja los brazos ni se rinde". La Argentina fue el primer destino de Nadal y Ruud en la gira por Latinoamérica, que incluirá partidos en Chile, Colombia, Brasil, Ecuador y México.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?