El show de Kyrgios en Australia: saque de abajo, punto mágico y festejo con cerveza

El show de Kyrgios en Australia: saque de abajo, punto mágico y festejo con cerveza

El australiano revolucionó Melbourne. Debutó con victoria ante el británico Broady (6-4, 6-4 y 6-3) y deleitó a los presentes con sus habituales excentricidades.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Nick Kyrgios debutó en el Abierto de Australia y deleitó al público con su habitual show. El local, doblegó al británico Liam Broady en sets corridos (6-4, 6-4 y 6-3) y enloqueció a los fanáticos. Necesitó de minutos para inventarse un nuevo golpe. Con 40-0 a su favor, decidió realizar un servicio entre las piernas, una acción que le hizo llevarse el juego.

Luego se quedó con un punto espectacular, con devolución entre las piernas, y lo cerró con un polémico festejo. Se acercó al público una vez consumada su victoria y bebió cerveza del vaso de un fan, un gesto inapropiado por el estricto protocolo que indicaron las autoridades australianas para evitar contagios de de covid.

Kyrgios se enfrentará nada más ni nada menos, que a Daniil Medvédev. El ruso, actual n°2 del mundo y en búsqueda de quitarle el primer puesto a Novak Djokovic si gana el Grand Slam, llega a la segunda ronda tras derrotar al suizo Henri Laaksonen por 6-1, 6-4 y 7-6. "Es un auténtico personaje en el circuito", dijo el ruso.

Y agregó: "Hay cosas de él que me encantan y otras que no tanto, pero lo que está claro es que a todo el mundo le encanta verlo jugar, incluso los que lo odian. Me parece un gran tipo fuera de las pistas, dentro tiene cosas que no me gustan, aunque esto puedo decirlo de casi todos mis rivales".

"Vamos a jugar en la Rod Laver. Él es un jugador increíble. Pero estoy concentrado en el dobles de mañana con Thanasi", dijo el australiano. En la misma línea, su compatriota Alex De Miñaur (32°) también cumplió en su estreno dentro del certamen al vencer al italiano Lorenzo Musetti por 3-6, 6-3, 6-0 y 6-3.

Kyrgios fue de los pocos que defendió a Djokovic desde que fue retenido en el aeropuerto de Melbourne hace casi dos semanas. "Hawke (ministro de Inmigración de Australia) dice que es una amenaza para nuestras fronteras, lo tratamos como un arma de destrucción masiva. Pero no lo es. Está ahí para jugar al tenis, no está lastimando a nadie", aseguró.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?