Emotiva consagración de Annemiek Van Vleuten, la ciclista que creyeron muerta tras un escalofriante accidente en Río 2016

Emotiva consagración de Annemiek Van Vleuten, la ciclista que creyeron muerta tras un escalofriante accidente en Río 2016

La ciclista neerlandesa se quedó este miércoles con la medalla de oro en la contrarreloj femenina de ciclismo de ruta, cinco años después del escalofriante accidente que sufrió en Río 2016 y por el cual sus compañeros de equipo creyeron que había muerto.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La ciclista neerlandesa Annemiek Van Vleuten ganó este miércoles la medalla de oro al quedarse con la prueba contrarreloj del ciclismo de ruta en los Juegos Olímpicos de Tokio, cinco años después de un escalofriante accidente sufrido en la cita previa, Río 2016, y a solo días del error que sufrió su equipo el domingo cuando olvidaron atrapar a una corredora que se escapó del pelotón y que nunca se enteraron que le había ganado.

Después del disgusto del domingo pasado, cuando Van Vleuten entró en la meta del circuito de Fuji creyéndose campeona y descubrió después que les faltaba una corredora escapada por atrapar, la austríaca Anna Kiesenhofer, que se proclamó campeona, la corredora del Movistar español logró contra el crono el oro olímpico que ansiaba.

Lo obtuvo con un tiempo de 30:13.49, un registro 56,4 segundos mejor que el de la suiza Reusser y con 1:01 de diferencia sobre la también neerlandesa Van der Breggen.

La corredora del Movistar se impuso en un recorrido de 22,1 kilómetros, con salida y llegada en el circuito internacional de Fuji, con una primera parte en bajada, que picaba hacia arriba hasta el décimo kilómetro, luego descendía y afrontaba el repecho de entrada al trazado de velocidad antes de llegar a la meta.

En Río 2016, Van Vleuten sufrió un durísimo accidente cuyas imágenes causan escalofríos. Las consecuencias de su caída fueron tres fracturas en la espalda y una severa conmoción cerebral. Precisamente Van der Breggen, hoy medalla de bronce, fue la primera compañera en encontrarla tirada al costado del camino y pensó que estaba muerta.

Cinco años después de aquella caída que la dejó varios días en el hospital, Van Vleuten se tomó la mejor revancha para saborear las mieles del oro olímpico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?