La decisión que tomaría Neymar ante una eliminación hoy del PSG

La decisión que tomaría Neymar ante una eliminación hoy del PSG

Una eliminación del conjunto francés hoy en las semis de la Champions precipitaría la decisión del crack brasileño.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El futuro de Neymar Jr. depende, en un altísimo porcentaje, de lo que ocurra esta noche en el apasionante Manchester City - PSG (a las 16 hora argentina). Tras el fiasco francés en el Parque de los Príncipes (1-2), al astro brasileño no le toca otra que liderar a su equipo para protagonizar una remontada épica que lo clasifique, por segundo año consecutivo, para la final de la Champions. 

Es una vuelta de semifinales, de altísimo voltaje y con tintes barcelonistas. De un lado, la pizarra siempre mágica de Pep Guardiola, el mejor técnico de la historia del club y del mundo, y, por otro, Neymar Jr., convertido en objetivo estratégico para este verano en la segunda etapa de Joan Laporta en la presidencia.

El City-PSG es un encuentro clave que marcará en los próximos meses el futuro futbolístico de varios clubes del Viejo Continente. Independientemente de lo ocurrido en la ida, un KO de los franceses, que este año aspiran al asalto definitivo de la Champions, será un fracaso rotundo y sin paliativos, la consecuencia del cual es difícil de predecir para un club en el que sus dos superastros (Ney y Mbappé), que terminan contrato el 30 de junio de 2022, quieren irse. 

NEY PONE EL FRENO

Neymar padre ha hecho su trabajo y ya ha cerrado un acuerdo de renovación para extender el vínculo de su hijo hasta junio de 2026, manteniendo su actual ficha, en moldes de prepandemia y regado de petrodólares qatarís. Neymar hijo, sin embargo, es ahora quien duda. Sabe del interés blaugrana, por eso ha retardado todo lo que pueda la firma de unos contratos que están siendo redactados. Ha dado tiempo al Barcelona porque quiere oír una propuesta estructurada, si es que esta llega a ocurrir.

La ‘Operación Neymar’ depende de una concatenación de factores, que pasan, en primer lugar, por los resultados de la auditoría deportiva que la nueva junta directiva espera tener a mediados de mes; en segundo término, por la venta de futbolistas titulares. Las negociaciones, obviamente, no se abrirán mientras el primer equipo esté vivo en su búsqueda por el doblete.

Y, por último, será necesario ver cuál será la postura del propio Neymar, si apretará con el mismo ahínco y compromiso que en el verano de 2019, y de la dirección del PSG, que solo podrá hacer caja este verano, ya que a partir del 1 de enero el futbolista puede firmar gratis por quien quiera. Una eliminación del PSG alimentará, sin duda, las ganas del brasileño de dar carpetazo a su etapa parisina, que inició en el turbulento verano de 2017 con dos objetivos que, de momento, no ha cumplido: ganar la Champions y coronarse como el mejor del planeta. ¿De qué serviría permanecer en París si puede hacer dupla con Leo Messi (que, por cierto, aún no ha renovado) en Barcelona?

SI REMONTAN, APLAZAMIENTO

En caso de clasificación - si alguien puede levantar un 1-2 adverso es el PSG con dos fueras de serie de la categoría de Mbappé y Neymar -, todo quedaría pospuesto hasta la final de Estambul. De momento, los contactos están en estado embrionario, algo absolutamente normal teniendo en cuenta que Barça y PSG tienen todo en juego. Eso sí, ya ha habido contactos entre la dirección blaugrana y el entorno del brasileño para tantear el terreno y exponer la compleja situación financiera del Barcelona.

El futbolista ya sabe que su regreso al Camp Nou depende de un efecto dominó y de un esfuerzo salarial mayor al de 2019, cuando estaba dispuesto a cobrar la misma ficha que hubiera tenido en Barcelona en 2017 si no se hubiera ido. Que el Barça vaya a por Ney y que ya se lo haya comunicado al interesado es una mensaje claro y directo hacia Leo Messi que el club, aunque les pese a los apocalípticos, prepara incorporaciones transcendentales para luchar por la Champions en 2022.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?