Conflicto en puerta: Dybala se planta ante la Juventus y hay bronca

Conflicto en puerta: Dybala se planta ante la Juventus y hay bronca

La temporada de la Joya en la Vecchia Signora ha tenido muchos altibajos y el club ha tomado una decisión con la que el futbolista no está de acuerdo. El conflicto que podría terminar con Dybala yéndose gratis.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Paulo Dybala pasó de ser el mejor futbolista de la Serie A, elegido MVP del torneo italiano con 17 goles y 14 asistencias para ser campeón con la Juventus, a no jugar ni diez partidos en la presente temporada y ser foco de un posible conflicto de cara a los próximos mercados de pases.

Aunque en su regreso ante Napoli después de tres meses volvió a demostrar que es una figura clave, ya que marcó un golazo apenas saltó al campo de juego, la dirigencia del equipo de Turín se lo quiere sacar de encima.

Es que en el presente curso, el jugador surgido de Instituto de Córdoba apenas ha sumado 880 minutos de juego. Entre las lesiones en el muslo, la rodilla, una infección urogenital y la sanción que le impuso el DT Andrea Pirlo por la cena en la casa de McKennie que terminó con denuncia y multa policial por no respetar las restricciones sanitarias, la Joya ha estado más tiempo afuera que adentro de la cancha.

Por eso la Juventus quiere venderlo en el próximo mercado de pases, es decir, al finalizar la presente temporada. Pavel Nedved, director deportivo del club, avisó que quieren aprovechar "las oportunidades que ofrezca el mercado", y en la portada de este viernes de La Gazzetta dello Sport ratifican sus intenciones.

Sin embargo, Dybala no se quiere ir de ninguna manera. El argentino está feliz en Turín y quiere mucho al club y a sus hinchas, pese a sus diferencias con la directiva. De hecho, el miércoles cuando anotó ante el Napoli se tocó varias veces el escudo de su camiseta.

Las críticas que sufrió durante su ausencia y que la Juventus no lo haya llamado más para renovar su contrato le molestaron. De hecho su agente, Jorge Antun, estuvo en Italia durante más de un mes y nadie lo contactó.

 

En este contexto, Dybala no aceptará una oferta cualquiera. De hecho hace dos años Juventus tenía todo acordado con Manchester United y la negativa del jugador terminó siendo decisiva. Así, sin una oferta tentadora de algún gigante de Europa, que sea satisfactoria no sólo desde lo económico sino también en lo deportivo, Dybala no piensa irse.

Y si las posturas no se modifican, entonces Paulo Dybala se quedará en la Juventus hasta el 30 de junio del año que viene, cuando finalice su contrato, y allí podría irse como agente libre a cualquier club, algo que dejaría a la Vecchia Signora con las manos vacías: sin una de sus máximas figuras y sin un euro.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?