Atento Real Madrid: Liverpool logró un triunfo agónico y sueña

Atento Real Madrid: Liverpool logró un triunfo agónico y sueña

A días de la revancha contra Real Madrid en los cuartos de final de la Champions League, Liverpool venció agónicamente al Aston Villa por 2 a 1 y llega motivado para buscar la remontada tras caer por 3 a 1 en Valdebebas.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Un zapatazo tremendo en el minuto 90 de Trent Alexander-Arnold le dio la victoria agónica al Liverpool en Anfield, ante el Aston Villa por 2 a 1, disimulando la falta de acierto durante todo el partido del conjunto de Jurgen Klopp, cuatro días antes de recibir, en este mismo escenario, al Real Madrid en la vuelta de cuartos de final de la Champions League.

El Liverpool volvió a ganar en su cancha después de ocho partidos sin conseguirlo. Con un puesto europeo en juego, el Liverpool se repuso de la caída en Madrid con una victoria tardía pero merecida, ante un rival que se puso en ventaja y que pudo complicar aún más al campeón.

El equipo del alemán Klopp, que dejó en el bancó a Sadio Mane y a Thiago Alcántara y que recurrió a Roberto Firmino y James Milner como alternativas, acechó permanentemente el área visitante pero una y otra vez se estrelló con el arquero argentino Emiliano Martínez.

Un error de Alisson Becker permitió que el equipo de Dean Smith tomara ventaja a dos minutos del descanso cuando Olie Watkins marcó tras recibir un pase de John McGinn.

El Liverpool, que había tenido innumerables ocasiones, fue incapaz de marcar. Lo hizo en el tiempo añadido de la primera parte por medio de Firmino pero el VAR se lo negó por un offside que dejó más dudas que certezas.

Fue a la hora de juego cuando logró el empate en una gran jugada de Robertson por la izquierda que terminó con un gran remate que desvió Emiliano Martínez. Salah, atento, aprovechó el rebote para empatar.

Liverpool recuperó el pulso del partido. Salió Mane y también Xherdan Shaqiri. Y en el minuto 90, después de que Emiliano Martínez realizara la gran atajada del partido a un disparo de Diogo Jota, Trent Alexander Arnold tomó la pelota fuera del área, se preparó y ejecutó un potente disparo imposible para el portero argentino.

El triunfo alivia al Liverpool que se reencontró con la victoria en Anfield donde no ganaba desde diciembre para situarse cuarto en la clasificación de la Premier. Ocho partidos sin ganar en casa antes de recibir al Real Madrid.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?