Abaurre rompió el silencio tras las duras acusaciones en su contra

Abaurre rompió el silencio tras las duras acusaciones en su contra

El entrenador habló por primera vez públicamente luego de que un periodista de Bahía Blanca lo acusara de pedirle favores sexuales a los futbolistas de Olimpo a cambio de la titularidad. El Cachorro se defendió y aseguró que fue "un infierno para mí y para mi familia".

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El 2 de febrero pasado Alejandro Abaurre presentó su renuncia a la dirección técnica de Olimpo de Bahía Blanca y un día después "se desató el infierno para mí y para mi familia", según sus propias palabras, cuando fue acusado por el periodista Germán Sasso de pedirle favores sexuales a los jugadores a cambio de la titularidad.

Este jueves, el Cachorro rompió el silencio al hablar públicamente por primera vez luego del escándalo que lo tuvo como protagonista y por el cual no hay ninguna denuncia formal. El histórico goleador de Godoy Cruz dialogó con el periodista Juan Suraci en el programa radial Dos de Punta y contó cómo vivió esta situación y cuánto daño sufrió.

Para empezar, Abaurre aseguró que no sabe por qué recibió tan duras acusaciones. "No lo sé, he pensado muchas alternativas, pero no he llegado a una definición concreta, porque yo tenía una muy buena relación con los dirigentes, y normal y respetuosa con el plantel", analizó, tratando de entender quién podría querer hacerle daño desde el club.

Sobre Germán Sasso, el periodista que lo acusó públicamente, aseguró que "nunca lo conocí. No sé si es periodista deportivo o de espectáculos. Es lo único que puedo decir, no voy a decir más nada que eso, me debo a que los abogados me dijeron que tengo que tratar de no hablar demasiado del tema".

El Cachorro contó que se enteró de la acusación porque un compañero de Sasso le escribió para preguntarle si quería hacer su descargo. Como estaba preparando la mudanza para regresar con toda su familia a Mendoza, no le prestó mucha atención al mensaje, sumado a que no entendía de qué le hablaban. "Así me enteré. Me metí al diario y cuando vi no lo podía creer", dijo.

"Ahí se desató el infierno para mí y para mi familia. Mis amigos también. Mucha gente preocupada. Esto fue algo para desestabilizarme, desestabilizar el proyecto o sacarme a mí del camino. Más que eso no puedo decir, por una cuestión de los abogados. El que lo hizo generó un gran daño, al club, a mi persona y a todos los que me rodean", agregó Abaurre.

Sobre cómo vivió todo esto, dijo que "no es fácil. Me ha costado mucho. Yo hoy tengo que ponerme de pie otra vez. También descubrí muchas cosas: cuánta gente te acompaña, cuánta gente te conoce más de lo que uno cree. No me gusta la exposición, jugué al fútbol porque me apasiona, nunca quise ser lo que me tocó ser. Uno busca hablar una sola vez y no estar repitiendo, no me hace bien hablar todo el tiempo de lo mismo", dijo conmocionado y con la voz quebrada.

Para finalizar, Abaurre reflexionó que "el fútbol es el permitido de todos. Es una profesión hermosa, pero el requisito es que tenés que estar preparado para el hostigamiento, la crítica y el enjuiciamiento, pero pocas veces para la admiración, que termina siendo un proporcional del odio y la envidia. Nadie está preparado para que hablen mal de uno y menos para una barbaridad como de la que me acusaron a mí".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?