El fastidio de una figura preocupa a todo Boca

El fastidio de una figura preocupa a todo Boca

Mauro Zárate siente que está relegado en la consideración de Russo y quiere demostrar que puede ser importante para el equipo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Si bien cuando Miguel Ángel Russo se hizo cargo de Boca a comienzos de 2020 muchos vaticinaban que Mauro Zárate sería un titular inamovible en su equipo -por su pasado juntos en Vélez-, lo cierto es que el Xeneize acumula partidos y Mauro no juega, algo que lo tiene, cuanto menos, molesto.

En lo que va de 2020, si bien su participación se vio afectada por diversas lesiones, Zárate disputó dos partidos y ni siquiera en su totalidad: el debut de Russo, ante Independiente (empate 0-0) y un triunfo por 3-0 ante Godoy Cruz, en febrero, en el que ingresó como suplente faltando cinco minutos para el final del partido.

Como si esto fuera poco, desde la reanudación de la Copa Libertadores tras el parate por el brote de coronavirus en Sudamérica, no vio acción en ninguno de los dos partidos y, cuando Leandro Somoza y Mariano Herrón -porque Russo no viajó con el equipo a los encuentros en Paraguay y Colombia- miraron al banco, eligieron a Walter Bou por encima de él para reemplazar a Franco Soldano, titular inamovible en el planteo del Xeneize.

Así, Zárate está molesto, como lo estaría cualquier jugador de su jerarquía. Después de lo que fue la -larga- negociación para renovar su contrato, el futbolista quiere demostrar que puede ser importante para Boca, club en el que eligió quedarse cuando tenía ofertas desde el exterior para continuar su carrera. Aún así, con Soldano como indiscutido, habrá que ver qué lugar tiene cuando Ramón Ábila se recupere de su lesión, algo que posiblemente le presente más chances para ingresar como un delantero más retrasado -rol similar al que cumplen Carlos Tevez y Eduardo Salvio- que en la vanguardia del ataque Xeneize.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?