La desesperante situación que vive el tenis de Mendoza

La desesperante situación que vive el tenis de Mendoza

Los profesores y los clubes están atravesando un momento que se está transformando en algo insostenible.

Juan Pablo Borsani

Juan Pablo Borsani

Los mismos protagonistas de esta nota recalcaron que no son “anti-cuarentena”, que siempre han respetado las normas y no se explican porqué el tenis y el pádel fueron suspendidos de las actividades habilitadas, cuando en realidad son de los deportes de muy bajo riesgo de contagio.

Muchos de los profesores de tenis no trabajan en relación de dependencia, necesitan del deporte para subsistir y no tienen forma de recibir ayuda económica por parte del gobierno como sí sucede en otras actividades.

Sabiendo la desesperante situación por la que están atravesando, es que fuimos a buscar la palabra de tres importantes referentes del tenis de Mendoza, José Luís “Jota” Rodríguez, del San Rafael Tenis Club, Rodrigo Orozco y Rodrigo Scattareggia, jugadores de Primera Categoría y profesores en el Club Banco Mendoza y el Mendoza Tenis Club respectivamente.

Con el primero que dialogamos fue con el entrenador del club sanrafaelino y quien ha sido en muchas oportunidades el capitán del equipo mendocino de tenis en los Juegos Binacionales.

-¿Cuál es la situación por la que están atravesando los profesores y los distintos trabajadores del tenis en Mendoza? 

- Los trabajadores que están involucrados con una cancha de tenis, desde el personal de ingreso, personal de mantenimiento, son todos trabajadores que viven el día a día, igual que los profesores de tenis y no están enmarcados en ninguna contención, ni legal ni social. Esto quiere decir que, si el profesor tenis trabaja, puede cobrar, si no trabaja, no cobra y es lo que ha pasado con los días de suspensión que ya llevamos, que son casi 6 meses. Tenemos gente que se ha ido comiendo sus reservas o ha tenido que salir a pedir ayuda a alumnos. La misma Federación Mendocina tuvo que organizar unos meses atrás una rifa para ayudar a los profesores. 

-¿Por qué creés que suspendieron la práctica del tenis? En su momento dijeron que no era seguro y que hubo contagios dentro del deporte, ¿estuvieron mal informados? 

-La verdad que concretamente tengo muy poca información de por qué suspendió. Oficialmente, dijeron que hubo contagios, cuando específicamente por el tenis no hubo. Luego se dijo que cuando los clubes recibían a los chicos, los padres se quedaban a esperarlos y en lugar de hacer una advertencia a los clubes que supuestamente tenían estas prácticas, le hicieron pagar a todos los clubes de Mendoza.

Hablan de que es la circulación lo que quieren cortar y las personas que van a jugar al tenis van en bicicleta, caminando, en auto propio o en moto, no utilizan transporte público y no tienen contacto con terceros. El tenis es altamente seguro porque utilizamos elementos propios, no utilizamos elementos de terceros. El distanciamiento que tenemos en la cancha es de veinticuatro metros, las normas de seguridad con respecto a la higiene antes y después de hacer la actividad están altamente comprobadas, es más, la Organización Mundial de la Salud sugiere que uno de los deportes a habilitar es el tenis por el bajo contagio que tiene.

Con esto nosotros lo que queremos no es que habiliten el tenis y cierren otras actividades. No, no es así, no hay que cortarle el trabajo a otros trabajadores de otras actividades, no se debe cortar la actividad, se debe abrir aquellas actividades que son seguras y el tenis cumple con todos esos requisitos.

La idea básicamente es que las autoridades entiendan que los profesores no somos anti-cuarentena, que respetamos las instituciones y que respetamos las órdenes, pero el profesor de tenis no puede pasar tanto tiempo sin llevar comida a la mesa, tiene que cubrir sus necesidades como cualquier laburante.

Otro de los referentes que nos acercó su opinión fue Rodrigo Scattareggia, profesor del Mendoza Tenis Club y jugador de Primera Categoría.

“La situación está muy complicada para varios profesores que tienen familia, compromisos que asumir, entonces ya es una situación desesperante ya que no hay nada de información, no hay fecha estimada de regreso y nos gustaría que nos digan el criterio utilizado para mantener ciertas actividades abiertas como los Gimnasios y las piletas y no el tenis, que es una actividad que está comprobado que tiene muy poco riesgo de contagio. Los contagios que hubo no están comprobados que fueran dentro de la cancha de tenis”.

“También la realidad es que los clubes se están fundiendo, porque si la gente no va a hacer sus actividades, lógicamente lo último que pagan es la cuota, entonces nos gustaría tener una reunión con los dirigentes para que nos den explicaciones certeras de por qué todavía no vuelve el tenis y el pádel”.

Por su parte, Rodrigo Orozco también dio su parecer al respecto y coincidió en muchos temas con sus colegas: “Realmente en esta situación de pandemia las personas que trabajamos y vivimos del tenis estamos siendo vulnerados en nuestro derecho a trabajar y recibimos un trato discriminatorio, ya que se trata de una actividad que no tiene riesgo y otras actividades con muchas más posibilidades de contagio siguen habitadas. Sin tener nada en contra de ellos porque también tienen derecho a trabajar, por ejemplo, los bares los restaurantes, gimnasios, bodegas, son todos lugares donde la concentración de gente es mucho mayor que en el tenis y aun así están todos habilitados. Realmente no se entiende por qué se toman estas medidas y porque nos vemos afectados de esta manera”.

“Está comprobado que las posibilidades de contagio jugando al tenis son ínfimas, ya que la distancia entre las personas es mucho mayor que en cualquier otra actividad y además de eso, cuando los jugadores llegan se sientan totalmente separados, previa desinfección de los lugares a donde dejan sus pertenencias y durante el juego también los profes nos encargamos de que los alumnos no toquen los elementos, ya que la manipulación de los materiales es a través del profesor”.

El profesor del Club Banco Mendoza también agregó, “desde el Gobierno afirman que ha habido muchos contagios en el tenis, lo cual es para nada cierto, debido a que ha habido casos de personas que juegan al tenis, pero se han contagiado en otros lugares y no jugando. Estas son medidas arbitrarias que nos están perjudicando directamente porque no trabajamos durante tres meses a partir de marzo y ahora tampoco en septiembre y hay familias que vivimos el deporte detrás de eso, del tenis en particular y no podemos tener nuestro sustento”.

“Otro tema es que desde Gobierno también alegan que los clubes son un lugar en donde se reúnen las personas y tienen contacto. Esto es falso porque en los clubes está prohibido el ingreso de los padres a ver los entrenamientos, o sea, los papás dejan a los hijos en la puerta y se van, no se pueden quedar mirando, está totalmente prohibido el ingreso", expresó. "A los deportistas se les toma la temperatura antes de ingresar, se piden declaraciones juradas, entonces está todo efectivamente controlado", señaló el profesor.

Orozco comentó además que "además de vernos perjudicados los profesores que vivimos de esto, también las instituciones como los clubes se están viendo afectadas, ya que la gente deja de tomar clases, deja de pagar las clases, deja de pagar la cuota social del club, entonces estos están empezando a vivir una situación económica cada vez más desfavorable que los perjudica y en algún momento, si esto sigue así, algunas instituciones deportivas van a tener que empezar a cerrar porque no van a poder mantenerse. Más allá de todo esto, también se está privando a todas las personas de realizar una actividad segura. Nuestro pedido desde la Federación Mendocina de Tenis y desde el conjunto de todos los profesores es que las autoridades revean esta situación y nos dejen volver a trabajar como lo veníamos haciendo desde el momento que se retomaron las actividades".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?