El "Bolt japonés": el impensado origen de la futura estrella mundial de los Juegos Olímpicos

El "Bolt japonés": el impensado origen de la futura estrella mundial de los Juegos Olímpicos

Nació en Japón, tiene apenas 21 años y sus marcas en torneos juveniles lo hacen la gran promesa del atletismo mundial, al punto que ya lo comparan con Usain Bolt.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Nació en Japón, tiene apenas 21 años y sus marcas en torneos juveniles lo hacen la gran promesa del atletismo mundial, al punto que ya lo comparan con Usain Bolt. Se trata de Abdul Hakim Sani Brown, quien nació en Fukuoka y es hijo de padre ghanés y madre nipona.

Siempre se destacó por su velocidad, y se ganó el apodo del "nuevo Bolt" tras ser bicampeón mundial junior en los 100 y 200 metros en 2015, y muchos se animan a vaticinar que será la gran estrella de los Juegos Olímpicos de Tokio, que por la pandemia se postergaron un año y serán en 2021.

 

El diario Clarín cuenta hoy su historia y relata que dio sus primeros pasos en el atletismo en la Josai High School de Tokio, impulsado por su mamá que fue una gran velocista a nivel escolar. Cuando en un torneo escolar a nivel nacional logró hacer podio en los 100 y 200 metros, sintió que podía hacerlo en serio.

Su primera competencia internacional fue el Mundial Junior de Cali 2015, al que llegó como gran candidato. Allí ganó el oro en los 100m con una marca de 10"28"' y en los 200 con 20"34"', bajando los récords del campeonato en las dos pruebas. En esta última prueba, bajó el registro que ostentaba Usain Bolt desde Quebec 2003 con 20"40"'. "Corrí más rápido que Bolt", recuerda el japonés, y agrega que "me cuesta imaginarme que estoy conectado con él por lo que conseguimos cuando teníamos la misma edad".

Ese registro le permitió clasificar al Mundial de Mayores en Beijing. Con sólo 16 años alcanzó las semifinales al terminar segundo en su serie, a sólo 16 centésimas del estadounidense Justin Gatlin, a la postre medalla de plata. Tras ese gran año, en 2016 se mudó a EEUU para estudiar y competir en la Universidad de Florida, donde tiene mejores instalaciones y está más tranquilo, ya que en su país es toda una celebridad.

El 2019 fue otro año consagratorio para Sani Brown. En mayo en los campeonatos universitarios en Fayetteville, Carlina del Norte, bajó por primera vez los 10 segundos en los 100m al correrlos en 9"99"', consiguiendo además la marca A para los Juegos de Tokio. Menos de un mes después, bajó su registro a 9"97"' en las finales en Austin, Texas, y a fin de año integró el equipo que le ganó el bronce en la posta 4x100 del Mundial de Mayores de Doha, el tercero de su carrera.

En una entrevista brindada a The Japan News a fines del año pasado, dijo que "más allá de las metas que me ponga para cada temporada o para cada día, lo importante es mirar al futuro. Y sé que no puedo alcanzar grandes cosas si antes no consigo pequeños logros. Aunque tengo claro cuál es mi mayor objetivo: romper el récord mundial de Bolt".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?