Serie A

La pesadilla de Eriksen, refuerzo del Inter, asediado por el coronavirus

El danés Christian Eriksen llegó a Milán en enero y se hospedaba en un hotel a la espera de conseguir una residencia hasta que las autoridades sanitarias lo cerraron.

MDZ Deportes
MDZ Deportes domingo, 10 de mayo de 2020 · 13:15 hs
La pesadilla de Eriksen, refuerzo del Inter, asediado por el coronavirus

No todos los jugadores profesionales llevan de buena manera el confinamiento social por el coronavirus, siendo justamente Christian Eriksen uno de ellos. En el Inter lo está sufriendo el futbolista danés, el que ha llegado a sentirse abatido como ha declarado en el diario The Sun. El titular de la Selección de Dinamarca no ha podido sentirse cómodo como otros tantos profesionales, por lo que aprovechó para hacer saber las situaciones que ha tenido que pasar.

"Pensé en pedir a Young y Lukaku pasar el confinamiento con ellos, pero tienen familias de las que cuidar y 14 días son muchos para estar durmiendo en el sofá de otra persona", fue lo que comenzó diciendo el ex delantero del Tottenham. A su vez, optó por pasar esta etapa en la Ciudad Deportiva del Inter: "Me he quedado en las instalaciones del club con un chef y cinco miembros del staff que han preferido pasar aquí la cuarentena para proteger a sus familias".

Eriksen tuvo que dar incluso alguna explicación a la policía y esto causó muchas polémicas en el mundo del fútbol. Claramente no tuvo buenos momentos y fue por ello que comunicó lo siguiente al respecto: "Me paró y, con lo mal que hablo italiano, les intenté explicar lo que hacía, a dónde iba y por qué estaba en la calle". Su situación con el idioma de donde vive no es la mejor y pudo haber tenido mayores problemas gracias a esto. De todas maneras, pasó desapercibido.

Por otro lado, el danés también se mostró muy impaciente por volver a jugar al fútbol, aunque no se sabe cuándo tendrá regreso en el Calcio italiano. Si bien la Bundesliga ya avisó que retomarán las actividades en poco tiempo, la Serie A no tiene nada previsto por el momento. Así, Christian expuso: "Nunca había tenido tanto tiempo libre, ni siquiera puedes ir a hacer las compras. No me puedo quejar, porque es mucho más difícil para otras personas, pero es muy distinto a lo que estoy acostumbrado".

Con muchas ganas de sentirse de nuevo futbolista, Eriksen terminó diciendo: "He estado corriendo en el parking y he calculado que puedo correr 35 metros y luego darme la vuelta. No he tocado un balón en siete semanas, el periodo más largo de mi vida, y lo empiezo a echar de menos. Realmente nadie esperaba algo como esto, pero ahora hay que saber pasarlo. Se extraña mucho la actividad y la vida que llevábamos antes. Esperamos que todo pueda acomodarse pronto y volvamos a sentirnos así".

 

Archivado en