La Lepra le agradece a Maipú pero quiere otra cancha

La Lepra le agradece a Maipú pero quiere otra cancha

Los jugadores y el cuerpo técnico del equipo Azul coincidieron en que el último duelo que deberá jugar fuera del Bautista Gargantini debe ser en otro escenario y no en el Sperdutti.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El presente de Independiente Rivadavia es complicado tanto por lo deportivo como por lo extradeportivo. En lo futbolístico la Lepra no logra triunfar desde hace cinco partidos y eso empieza a pesar en el equipo Azul ya que no logra despegarse de la zona caliente del descenso que por ahora está incinerando a Nueva Chicago que está a cinco puntos de la Lepra.

Por lo tanto cada unidad es más que valiosa hoy por hoy para Independiente Rivadavia y por eso es casi un hecho que para el próximo partido como local, que será el último fuera del Gargantini tras la sanción de tres partidos que le impuso el Tribunal de Disciplina, se disputará en otro escenario. Ayer el entrenador Matías Minich le exigió públicamente a los dirigentes que hagan el esfuerzo por jugar en el Malvinas y también los jugadores se hicieron eco de las palabras del DT.

Este pedido ya había sido escuchado por la dirigencia pero los costos económicos que implica jugar en el Malvinas es el principal argumento que esgrimen los dirigentes para no ser locales en el estadio mayor. Pero los magros resultados y rendimientos futbolísticos que tuvo la Lepra en Maipú, además el pedido ante la prensa que hicieron el DT y sus jugadores y la urgencia de sumar puntos, llevarían a la dirigencia a esforzarse por jugar en el Malvinas o a lo sumo en la cancha de Montecaseros en el este.

Luego del 0 a 0 ante Guillermo Brown los jugadores dejaron en claro su deseo de cambiar de cancha para el duelo ante Belgrano de Córdoba: “Nuestro juego es más dinámico y no lo podemos hacer en esta cancha, pero vamos a seguir metiéndole porque queda mucho y no hay que bajar los brazos”, dijo Cristian Aracena.

El arquero agregó: “Influye el estado de la cancha porque tenemos un juego dinámico y quizás a otra clase de equipo le viene bien una cancha más reducida pero nosotros venimos de nuestra cancha que es amplia, linda y donde podemos explotar nuestras virtudes. Esto hace que los partidos sean más imprecisos y trabados”.

Por su parte Franco Negri opinó: “Esperamos jugar en el Malvinas, pero por ahora le agradecemos al club Maipú por prestarnos la cancha en esta situación que tenemos”.

También el delantero Ángel Prudencio se expresó: “En la semana laburamos bien en nuestra cancha pero este campo no nos favorece porque tenemos otra forma de juego. Intentamos pero no podemos finalizar las jugadas”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?