El balance de Koeman con Messi de protagonista del que habla Barcelona

El balance de Koeman con Messi de protagonista del que habla Barcelona

El entrenador holandés habló de todo y ponderó la figura del argentino en el equipo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona, repasa sus primeros meses en el banco del Camp Nou en una entrevista a la 'Revista Barça'. El holandés comenta que mantiene una relación muy estrecha con Leo Messi y que está muy satisfecho con Ansu Fati y Pedri, aunque les exige seguir progresando.

Koeman reconoce que la pandemia está influyendo en sus jugadores. "Sí que se nota. Cuesta sobre todo en los partidos en casa, porque en un campo tan grande, que no haya gente, lo hace más complicado para el jugador. Después de un tiempo quizás estás más acostumbrado a jugar sin público, pero creo que cada vez que un jugador salta al campo donde no hay nada de ambiente, donde se escucha todo, es algo raro... Te falta mucho el ambiente".

El técnico blaugrana sufrió la enfermedad en primera persona y reconoce que "lo pasamos mal en el sentido de que no me encontraba bien, me encontraba muy cansado, tenía fiebre, por la noche estaba peor, pero no fue muy grave. Pero sí tenía la sensación de no estar bien, de sentirme cansado".

Koeman también admite que tras haber superado un problema cardíaco el pasado mes de mayo se ha replanteado algunas cosas. "Es verdad que cuando te pasan cosas así, o que tienes gente a tu lado que han estado enfermos, la vida cambia un poco. En mi caso, con el pequeño infarto que tuve, hay cosas que seguramente piensas un poco diferente. Quizás la oportunidad de poder entrenar al Barça era ahora o nunca. Ya tengo 57 años, ya hace muchos años que soy entrenador, tampoco quiero acabar entrenando con 70 años. El momento era ahora".

GRAN SUEÑO

Según desvela, al saber que sería el técnico del Barça su mujer y sus hijos "sabían que estoy encantado, incluso ellos prefieren vivir aquí antes que en Holanda, así que no es un tema sólo deportivo, también es un tema de vida, siempre nos hemos encontrado como en casa, pero sobre todo ellos sabían que para mí ha sido realizar un gran sueño".

Koeman explica que no se lo pensó mucho a la hora de aceptar la oferta del Barcelona porque "tenía el sueño de entrenar al Barcelona. Creo que tampoco puedes esperar el momento que todo funcione bien. Si un equipo tiene muy buenos resultados, un equipo no cambia de entrenador. Siempre que hay un cambio es porque la gente no está contenta, porque el equipo no gana... No sé si he sido valiente, creo que cualquier entrenador que tiene la oportunidad de venir, dice “¡voy!”. Por el afecto de la gente, por el afecto del club, por mi relación personal... Conozco bien el club, conozco a la gente, estuve seis años como jugador y un año y medio como ayudante de Van Gaal , sabía que era un momento complicado, con cambios importantes en el club, pero soy el entrenador, tenemos que jugar bien y ganar los partidos, el resto no lo podemos controlar".

Tras haber hecho historia como jugador, el holandés tiene claro que su prioridad es "ganar cosas. Creo que al final jugamos para ganar partidos y para ganar títulos. No se dan primas para quedar cuarto, se dan por quedar primero. Es la mentalidad que debe existir aquí, no podemos conformarnos con menos. Sabemos que es una temporada con cambios, la situación económica del club, con muchas cosas de temas de salarios con los jugadores, es un momento complicado para todos los clubes por el tema de la Covid. Pero hoy en día el Barcelona sigue siendo un equipo que debe ganar, sabiendo que hemos hecho cambios, pero aspiramos al máximo y hay que exigir al máximo. Ha sido la mentalidad y hay que seguir con esta mentalidad".

"Hoy en día el Barcelona sigue siendo un equipo que debe ganar, sabiendo que hemos hecho cambios, pero aspiramos al máximo y hay que exigir al máximo"

Koeman considera que el hecho de ser una leyenda del club no cambia sus objetivos. "Cualquier entrenador que llega a un club como el Barça tiene que ganar para que la gente esté contenta. Claro que puedes tener un buen nombre, lo que has hecho antes como jugador, pero al fin lo que cuenta son los partidos, son los títulos y las cosas que ganas. Si ves mi carrera como entrenador, bueno, en Holanda sí, pero en muchos otros casos como con el Benfica, el Valencia o el Everton y el Southampton en Inglaterra, no estuve en equipos muy grandes que aspiraran a todo. Ahora también me tengo que ganar a la gente y me he dado cuenta de que las cosas no vienen fácilmente. Creo que hay que tomar decisiones, hay que hacer cambios, hay que dar confianza, hay que dar oportunidades a los jóvenes y hay que valorar después de un tiempo. Uno tiene que trabajar y demostrar como entrenador que es válido para este club".

El técnico blaugrana reconoce que ser fiel a sí mismo es "es muy importante, porque lo mejor es tener confianza en ti mismo, pensar cómo quieres llevar las cosas y ser fiel a ti mismo porque, al final, si pierdes tu cargo y has cambiado, es un poco más duro. Lo importante es buscar una línea, tener gente a tu lado con la que puedas discutir sobre decisiones que tienes que tomar, pero si es una línea debes seguirla. También es un mensaje claro para los jugadores. Si tienen un entrenador que hoy es negro y mañana es blanco, así no llegas. Si pierdo, pierdo por mis cosas y por mi filosofía".

QUINTO HOLANDÉS

Koeman es el quinto entrenador holandés (Michels, Cruyff, Van Gaal y Rijkaard) de la historia del Barça y con todos tuvo relación. Con Michels coincidí con la selección. Lo único grande que hemos ganado nosotros fue la Eurocopa del 88 con Michels de entrenador. Ha sido un entrenador de muchísima personalidad. De cualquier entrenador aprendes algo, positivo, pero también negativo. A Johan antes del Barça ya lo tuve de entrenador un año en el Ajax. Johan, de todos, quizá fue el mejor jugador del mundo en su época y tienes más información en detalles de fútbol. Estuve con él seis años aquí con muchos éxitos. Además, con un buen grupo de gente, nos llevábamos bien fuera de campo y fueron unos años fantásticos. Con Van Gaal fui su ayudante en el Barça un año y medio. La diferencia entre Johan y Van Gaal es que Johan entrenaba como un ex jugador, y Van Gaal ha sido además profesor, más metódico. Johan se basaba más en lo que ha visto, en su feeling, su experiencia. Con Frank Rijkaard he jugado, nunca he entrenado, pero hicimos el curso de entrenador juntos un año".

Respecto a cómo gestiona las rotaciones de Leo Messi, Koeman apunta que "en principio esto es para cualquier jugador. Si está en condiciones de jugar y es tan bueno, juega. Y claro, Leo tiene más años que antes, pero todavía es un jugador al que le gusta mucho estar allí y sobre todo ganar partidos, está disfrutando cada día con los entrenamientos y está muy metido. Yo como entrenador hablo con mis jugadores, y también hablo con Leo sobre esto y sobre otras cosas porque es capitán del equipo también, y hay cosas de vestuario, hay normas, y hablamos de muchas cosas, no sólo del juego. Es decir, éste es el trabajo diario de un entrenador que tiene comunicación con sus jugadores".

Koeman también reconoce que está muy satisfecho con Ansu Fati y Pedri, aunque les exige seguir creciendo y aprendiendo. "Hablar de gente joven también es bonito, lo merecen, pero también son gente que tiene que aprender muchísimo todavía, porque tienen 17 o 18 años en el sentido de Ansu y de Pedri, pero lo que han hecho, estar al nivel máximo en el primer equipo de Barça, es algo muy grande. En el caso de Pedri, a su edad, llegando del Las Palmas y jugando ya en partidos contra el Madrid o el Juventus y con el nivel que ha demostrado, es fantástico", destaca.

Y añade que "es importante para un club tener a gente joven que vaya teniendo oportunidades, hay que cambiar el equipo poco a poco, necesitamos aún tener a los grandes, pero no lo serán toda la vida y hay que buscar cambios con tiempo, con tranquilidad, y, una vez más, Pedri ha ganado sus minutos en los partidos y en los entrenamientos porque a mí me ha demostrado ser muy bueno y que puede jugar en un equipo como el Barcelona".

Por último, Koeman apunta que la difícil situación institucional y económica que vive el club provoca que todo sea "muy complicado porque no tienes nada en las manos, pero yo siempre digo que si por arriba estamos tranquilos, abajo es mejor. Cualquier equipo necesita una cierta tranquilidad para triunfar".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?