Agravaron la imputación de los padres del bebé con los dedos amputados

El fiscal Gustavo Fehlmann los había imputado inicialmente por el delito de "lesiones" pero, tras recibir el informe de los médicos que atendieron al pequeño, cambió la calificación a "abandono de persona agravado por el vínculo y por el daño a la salud del niño".

mdz policiales

Hospital Notti

Los padres del bebé que el domingo ingresó al Hospital Notti con dos dedos amputados continuarán detenidos y este mediodía se agravó la acusación en su contra. El fiscal Gustavo Fehlmann los había imputado inicialmente por el delito de "lesiones" pero, tras recibir el informe de los médicos que atendieron al pequeño, cambió la calificación a "abandono de persona agravado por el vínculo y por el grave daño a la salud del niño". De esta manera, los acusados arriesgarían una pena de entre 4 y 13 años de prisión.

Esto se debe a que los médicos confirmaron que las lesiones del bebé son compatibles con las mordeduras de un animal, pero no han podido determinar de qué animal se trata. En un principio los padres del niño dijeron que había sido atacado por un gato, aunque luego comenzó a tomar fuerza la hipótesis de que fue mordido por una o varias ratas.

Fehlmann, además, deberá declararse como incompetente -es fiscal correccional- y derivar la causa a la Unidad de Delitos No Especializados.

Fuentes judiciales indicaron que el día que se detuvo a los padres del bebé se realizó un allanamiento en la casa donde vivían, ubicada en un asentamiento de Villa Seca, en Maipú. Allí se constató la precariedad y las malas condiciones de higiene del inmueble. ”Más que precaria en sí, era un estado total de abandono en cuanto a la higiene. Por eso la OAL dispuso que el hermano quedara a disposición de otros familiares”, indicó Fehlmann.

El fiscal agregó que no es viable, por lo menos por el momento, determinar qué animal le produjo las lesiones al niño. “Se debería tener la historia clínica completa del bebé, que por obvias razones no la tengo, porque se encuentra internado y recién después se podría saber. Pero es muy difícil determinarlo”, explicó.

Los padres del pequeño se encuentran detenidos en la comisaría 49° y serán trasladados al penal tras ser informados de la nueva imputación en su contra.

El caso

Todo comenzó el fin de semana. El domingo a la madrugada, un bebé de 6 meses ingresó al Hospital Paroissien de Maipú con dos dedos amputados. Los padres aseguraron que había sido atacado por un gato. El pequeño fue trasladado al Hospital Notti, donde permanece internado desde entonces. En el nosocomio infantil intentaron salvarle los dedos, pero perdió dos falanges.

Con el correr de las horas, el fiscal Fehlmann se hizo cargo de la investigación ante la posibilidad de que se trate de un caso de violencia familiar. Los padres fueron detenidos y los imputaron por lesiones a la espera del informe de los profesionales médicos que atendieron al pequeño.

Como la principal hipótesis es que el niño fue atacado por ratas, se investiga la negligencia de los padres al permitir que esto ocurra.

Informe: Luz Faur

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?