Hace 17 años avisó que iba a un bar, pero subió a un barco y desapareció

Hace 17 años avisó que iba a un bar, pero subió a un barco y desapareció

La desaparición de Joanna Brylowska es un caso que nunca se aclaró. La chica, estudiante de Economía, sacó un ticket para viajar de Polonia a Suecia. Las cámaras la captaron embarcando con sólo un pequeño bolso. Después, lo desconocido. El enigma. ¿Qué le pasó a Joanna?

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El catálogo de investigaciones policiales que no llegaron a buen puerto es numeroso, no sólo en Argentina sino en el mundo. En casi todos los países y en diversas culturas persisten casos que no han podido ser resueltos, como el de Joanna Brylowska, quien en septiembre de 2004 se subió a un barco que iba de Polonia a Suecia y nunca más fue vista.

Han pasado 17 años de aquello, y ningún detective ha podido completar el puzzle, más allá de las últimas imágenes que la muestran caminando hacia la embarcación, con un pequeño bolso

Joanna estudiaba economía en la Universidad de Gdańsk (Poland). Estaba por irse de intercambio a Italia, y entre sus amistades nadie sospechaba que quisiera suicidarse o algo por el estilo.

Y así llegó el 13 de septiembre de 2004. Joanna avisó a sus padres que iba a encontrarse con una amiga para ir a un bar. Luego, envió un mensaje a uno de sus hermanos avisando que llegaría más tarde. Todavía no volvió a casa.

El rostro de Joanna tal como sería hoy, según un identikit de la Policía.

La investigación

¿Dónde buscar? En la computadora de Joanna habían quedado algunos de sus últimos rastros: un ingreso a la página web del barco Stena Baltica. La chica compró un ticket de ida a Suecia y a las 19:30 las cámaras de seguridad del muelle de Gdynia la captaron caminando aquella última noche con su pequeño bolso

Se ha consultado a videntes y adivinos para que sugieran posibles líneas de investigación

El barco zarpó. Desde aquel día, las hipótesis no han hecho más que multiplicarse. Algunos aventuran que Joanna puede haber cambiado de identidad y estar viva en Suecia. Testigos han afirmado verla también en Italia. Tiene un vistoso lunar en el costado derecho de la cara, por lo que su rostro llama la atención; pero pasa el tiempo y lo que se multiplican son las incógnitas.

Como suele ocurrir en estos casos, a veces se consulta a videntes y adivinos con la intención de que "surja algo", por absurdo o improbable que sea. Pero nadie consiguió confirmar dónde está y si está viva. Desde el punto de vista legal, la chica es considerada una persona perdida. Otro de los misterios sin resolver que llenan -lamentablemente- las páginas de los archivos policiales.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?