Así eran los bizarros métodos del "doctor de los famosos"

Así eran los bizarros métodos del "doctor de los famosos"

Rubén Mühlberger logró convencer a muchas personas sobre la efectividad de sus tratamientos. Pero a medida que pasan los días, se descubre que sus remedios estaban más cerca de la estafa que de la ciencia. Mirá lo que hacía.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

A Rubén Mühlberger lo acusan por varios delitos. En primer lugar, su clínica seguía funcionando en plena cuarentena, por lo que enfrenta una causa por violación del aislamiento. Además, vendía una especie de brebaje mágico contra el coronavirus, que en realidad era un medicamento trucho. Por último, una mujer lo denunció porque le había dado un remedio a su padre y el hombre murió a los 15 días.

Pero desde que se destapó el caso, han aparecido muchas otras víctimas. Como Claudia Krumps, una mujer trans que visitó su consultorio en 2012. A la pobre le hacían beber orina con la excusa de que eso iba a alterar sus hormonas.

“El tratamiento consistía en tomar pis de mujeres que ya no menstrúan. Cuando me entero voy y reclamo porque me parecía un asco. Entonces, me derivaron a Paula Aballay que es la segunda de Mühlberger”, contó la víctima en un programa de TV. Añadió, además, que las consultas en esa clínica salían tres veces más que en otros sitios.

—Por darme un poco de pis, ¡me podría haber cobrado más barato!— reflexionó.

Verborrágico

Durante la indagatoria que le hicieron hoy, el médico se expresó con verborragia y se contradijo varias veces. La fiscal Valeria Massaglia le pidió, por ejemplo, que diera precisiones sobre la supuesta cura milagrosa contra el coronavirus que se promocionaba en su clínica. En la recepción, de hecho, había pegado un cartel que decía —en letras gigantes— "Contamos con el antiviral para el covid-19”

El doctor admitió ese y otros delitos, aunque se desligó de las responsabilidades. "No le presté atención a ese cartel", se atajó. Lo cierto es que Mühlberger hasta fue al programa Incorrectas, que conduce Moria Casán, y declamó públicamente que él había hallado "la fórmula para el coronavirus".

Entre los pacientes que iban a su clínica estaban Diego Maradona, Charly García, Moria Casán y Susana Giménez

El médico era célebre entre los famosos. Atendía a personajes como Susana Giménez, Charly García, Diego Maradona y Moria Casán. A pesar de esa rutilante clientela, Mühlberger ni siquiera poseía las habilitaciones en regla para que funcionara su clínica, ubicada en Arenales al 1300 de la Ciudad de Buenos Aires.

Actualmente, el acusado está detenido bajo la modalidad domiciliaria, ya que padece algunos problemas de salud que lo ponen en riesgo frente a la pandemia. En casa de herrero, cuchillo de palo.

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?