"Flasheamos, matamos a uno", la confesión de uno de los rugbiers

"Flasheamos, matamos a uno", la confesión de uno de los rugbiers

Blas Cinalli, uno de los detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, envió ese mensaje de WhatsApp a un amigo minutos después del hecho.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

Uno de los 8 detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa envió, minutos después del asesinato, un mensaje de WhatsApp a un amigo que no era parte del grupo, en el que le contó que se habían peleado y que habían "matado a uno".

Se trata de Blas Cinalli, uno de los imputados en la causa que hoy fue a declarar ante la fiscal del caso, Verónica Zamboni. Si bien ante la Justicia el joven no dijo nada, en el momento del hecho envió un mensaje que puede ser revelador.

Cinalli intercambió mensajes con un amigo durante la madrugada del 18 de enero, tras haber asesinado a Fernando. A las 5.15 de esa jornada, menos de una hora después del hecho, escribió: “Nos cagamos a piñas en el boliche. Nos sacaron a todos. Esperamos que se vaya la policía y ahí los recagamos a piñas”.

La conversación continuó con otro mensaje de Cinalli a su amigo, en el que el rugbier explicó: “Dos convulsionaron, uno lo mandamos al hospital sin signos vitales. Ahora estamos yendo a McDonald’s a ver qué pasa”.

Acto seguido escribió: “Amigo, flasheamos, matamos a uno”.

El amigo, probablemente sin creer que lo del homicidio era literal, y quizás en tono jocoso, respondió el WhatsApp: "Son los demoledores".

Finalmente Cinalli, algo desconectado de la realidad, agregó: "Amigo avisame cuando llegás. Nos vamos a la playa. Previa en casa, vienen todas las gatas".

El contenido de los mensajes trascendió este miércoles mientras los detenidos se encuentran en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 desde esta mañana para prestar declaración indagatoria ante la fiscal Verónica Zamboni.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?