Denunció al padre de su hijo por abuso y la Justicia le quitó la guarda: "Es el mundo del revés"

Denunció al padre de su hijo por abuso y la Justicia le quitó la guarda: "Es el mundo del revés"

La causa se inició hace cinco años, cuando la madre denunció que su hijo era abusado por el padre, pero durante el proceso de investigación se fueron tomando decisiones judiciales sostenidas en el conocido como Síndrome de Alienación Parental (SAP), que fue desestimado.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La madre de un niño de 10 años, al que no puede ver porque está bajo la guarda de su padre, reclamó nuevamente que le restituyan a su hijo, quien hace cinco años que "no está en Navidad ni en Año Nuevo", lamentó la mujer.

"Tenemos un sentimiento de impotencia y angustia tremendo", describió Gilda Morales en una entrevista en la que aseguró: "son años de violación sistemática de sus derechos, de no poder verlo".

"Este año me había dicho lo que quería de regalo para estas fechas que a él le gusta mucho", describió, y resaltó que hace unos días pudo ver al niño de lejos, pero que la policía no les permitió acercarse ni a ella ni a sus otros dos hijos (un varón de 15 años y una niña de 7) y que los llevaron a todos detenidos.

"Él quería un regalo, y ahora tiene en su cabeza la imagen de su hermano más grande tirado en el piso, reducido por tres policías como si fuera un delincuente. Su hermana de siete años hablándole a través del vidrio de un auto. Con los regalos en la mano, todos llorando y él ahí, viendo todo eso", lamentó la mujer, que dijo que estuvieron presos seis horas.



Esa fue una "imagen dantesca e inimaginable", lamentó Morales y sostuvo que "nunca pudieron abrazarse ni darse un beso entre hermanos. Es eso lo que recibieron mis hijos durante años".

La mujer aseguró estar "viviendo un calvario" y cargó contra la justicia de Córdoba, que "repudió" un video del colectivo Actrices Argentinas el cual afirma que en la provincia "hay una red judicial que restituye niños y niñas a sus abusadores".

La causa se inició hace cinco años, cuando Morales denunció que su hijo era abusado por el padre, pero durante el proceso de investigación se fueron tomando decisiones judiciales sostenidas en el conocido como Síndrome de Alienación Parental (SAP), que fue desestimado por Marisa Graham, Defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, según quien no tiene fundamento científico.

"No se imaginan lo que estamos viviendo, no tenemos contacto con mi hijo", afirmó la mujer, quien aseguró que "el tema va a tener que salir de Córdoba debido a la corrupción que hay" y señaló que "estamos en eso". Morales reclamó que "aún siendo la denunciante", es tratada "como una criminal". "Es el mundo del revés", añadió.



"Es fácil así difamar y declarar justicia 'denegada´, estigmatizar a una mujer madre, para seguir tapando errores cometidos por funcionarios públicos. Es lamentable todo. Mis hijos sienten miedo por su hermano y por ellos. Es muy difícil poder expresar este sentimiento, cuando los que deberían proteger son los que te violentan y amenazan", abundó.

Por último, la mujer afirmó que van a "seguir pidiendo justicia, y las personas que no tienen compasión por un niño, deberán responder y dar explicaciones. Todavía creo que hay funcionarios serios y justos en el sistema. Esperamos pese a los últimos acontecimientos poder ver y abrazar a mi hijo. Y que esta pesadilla se termine", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?