Así cayó la banda del policía, el penitenciario y el ex gendarme que hacían falsos allanamientos

Así cayó la banda del policía, el penitenciario y el ex gendarme que hacían falsos allanamientos

Tres delincuentes vinculados a las Fuerzas de Seguridad fueron detenidos en los últimos días, tras un asalto en la calle Espejo de Capital. Los ladrones simularon un allanamiento y se llevaron más de 20.000 dólares. En esta nota, el detalle de sus actividades anteriores y cómo los atraparon.

Facundo García

Facundo García

Eran las 14 del jueves 27 de agosto. Los tipos ingresaron a la oficina y le dijeron a la víctima que venían a hacer un allanamiento ordenado por la Justicia Federal. Hasta le leyeron la orden y le pasaron un teléfono, para que el empresario de la construcción -que no salía de su perplejidad- pudiera hacerle las preguntas que quisiera a un supuesto magistrado.

Pero era todo mentira, a pesar de que los ladrones que se hicieron con 3.1 millones de pesos llevaban puestos impecables uniformes policiales, incluyendo armas de fuego, chalecos, etc. Incluso tenían el gorrito bien colocado. Y si solo con esos detalles el caso ya era notable, más llamativo se volvió al revelarse que los delincuentes eran nada menos que un policía, un penitenciario y un ex gendarme.

Así se supo a raíz de la investigación que comanda la fiscal Laura Rousselle. Poco después del robo en esa empresa constructora de calle Espejo (Ciudad), se entrevistó a la víctima -un joven de 32 años- y a dos testigos, lo que se sumó al análisis de las cámaras de seguridad de la zona. Así fue como cayó el primer sospechoso.

El ayudante fiscal Juan Manuel Sánchez Santander empezó a armar el rompecabezas: aquel primer sospechoso era nada menos que un policía de llamado José Carmona Camps, que se habría desempeñado en la división Búsqueda de Prófugos junto a un tal Jorge De Giuseppe. Este último trabaja como penitenciario, y sería otro de los miembros de la "banda de los falsos allanamientos". 

Se cree que trabajaron juntos anteriormente, y todos tenían vínculos con las Fuerzas de Seguridad.

Pero las pistas indicaban que el golpe lo habían dado al menos tres personas. Con el policía imputado y detenido, faltaba encontrar a Di Giuseppe y al tercer implicado, Juan Rivero, un gendarme retirado. Es lamentable: había representantes de varias Fuerzas de Seguridad.

¿Y qué historia tenía Rivero? Por lo que averiguaron los pesquisas, el hombre pasó por Gendarmería pero luego se dedicó a "dar seguridad" en cuevas financieras, lo que le habría abierto camino más tarde para dedicarse él también al negocio del cambio ilegal de divisas.

El análisis de algunos teléfonos secuestrados permitió descubrir los vínculos entre el trío y -posiblemente- su plan de acción. A ello se sumaron testimonios que fueron fundamentales para individualizar a los sospechosos.

Se ve que los disfraces no fueron tan convincentes...

Y están, claro, las cámaras de la zona. Las del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) -que pertenecen al Estado y enfocan la calle- y las de privados. Según contaron a MDZ fuentes allegadas a la causa, en las imágenes se ve claramente llegar al auto del policía Carmona, así como el accionar de sus cómplices. Parece que los disfraces no fueron tan convincentes como se esperaba. 

Los tres acusados permanecen detenidos, a disposición de la Justicia. "Queremos destacar el trabajo del equipo de Oficina Fiscal 1, la División Robos y Hurtos, el Secretario de la UFI José Muñoz y la Auxiliar Claudia Mercado", agregaron desde la fiscalía.

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?