Vecinos quemaron vivo a un hombre acusado de violar a sus dos hijas

Vecinos quemaron vivo a un hombre acusado de violar a sus dos hijas

Un hombre fue atacado por unos 50 vecinos que incendiaron su casa en la localidad neuquina de Centenario, luego de que la ex esposa lo denunciara en las redes afirmando que violaba a sus propias hijas de 5 y 9 años. Los atacantes no dejaron que se acercaran los bomberos y el sujeto murió calcinado.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Otra vez un linchamiento. Pero esta vuelta no fue en Tucumán, donde días atrás una multitud reventó a golpes a un sospechoso. Tampoco en el Conurbano Bonaerense, donde los rateros atrapados por transeúntes suelen pasarla muy mal. No: fue en Neuquén. Allí, en la localidad de Centenario, unos cincuenta vecinos prendieron fuego la casa de un hombre acusado de violación. El sujeto sufrió quemaduras graves y murió.

Rigoberto Godoy (65) era un empleado municipal que fue señalado por su ex esposa por -según ella- abusar sexualmente de sus hijitas de 9 y 5 años. La Justicia no había dado su veredicto, pero las redes sociales lo condenaron ex ante y los lugareños se dirigieron directamente al domicilio del sujeto para cobrar venganza.

Godoy estaba solo en su casa, ubicada en Villa Obrera. El lugar comenzó a arder: los agresores no dejaron que se acercara la Policía ni los bomberos. Hubo piedrazos y forcejeos. Y es posible que tampoco dejaran salir al desesperado ocupante de la vivienda, que estaba sufriendo las graves quemaduras que ocasionaron su fallecimiento.  

El caso

El 30 de octubre, Godoy fue denunciado por su ex esposa por abuso sexual simple. Las revisaciones médicas no detectaron lesiones físicas en las niñas que habrían sido sus víctimas. En ese punto estaba la instrucción cuando las redes sociales estallaron de comentarios que describían supuestas vejaciones, lo que encendió los ánimos hasta que se formó la violenta turba

Los bomberos lograron rescatar al acusado, pero ya estaba en carne viva. De hecho, Godoy murió el martes en el Hospital Provincial Castro Rendón. Marcela, hermana del muerto, habló con colegas de LMNeuquén y confesó no entender lo que había ocurrido, ya que su familia "jamás tuvo problemas con la policía ni con los vecinos",

Fuentes aseguraron a Télam que el hombre tenía un antecedente del año pasado cuando fue denunciado por otro caso de abuso sexual. En aquella oportunidad fue sobreseído, pero evidentemente el runrún quedó, y la nueva acusación le echó -literalmente- más leña al fuego

Ahora será tarea de la fiscal de Homicidios María Eugenia Titanti averiguar qué pasó. Se ordenó una autopsia y se trata de identificar a los que participaron del asesinato. Cabe destacar que, para la Ley, este tipo de episodios se enmarcan en lo que podría definirse como homicidio agravado por concretarse en grupo y por la indefensión de la víctima. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?