La antena argentina que fue clave para que el mundo viera la llegada del hombre a la Luna

A 50 años de la misión Apolo 11 que llevó por primera vez al hombre a la Luna, el historiador Diego Córdova recordó cómo fue posible la transmisión televisiva de aquel acontecimiento. Además, explicó detalles poco conocidos y justificó por qué no se hicieron más expediciones al satélite.

mdz radio

Unos 380.000 kilómetros separan a la Luna de la Tierra. A pesar de esta distancia, 50 años atrás se generó una transmisión televisiva que registró un hito: la llegada del hombre al satélite. Esto fue posible gracias a, entre otras cosas, un sistema de antenas instaladas en distintos puntos del planteta, entre ellos, en Argentina.

Así lo recordó este miércoles el historiador argentino Diego Córdova, autor del libro "Huellas en la Luna", donde recopila una serie de datos pocos conocidos de aquel episodio a partir de entrevistas incluso con personas que tuvieron el privilegio de haber realizado caminatas lunares.

Diego Córdova.

"Se transmitió con un protocolo de ondas que se llamaba USB, un tipo de señal unificada que llevaba microondas que unificaban sonido, imagen y datos de telemetría", explicó, en referencia a cómo se hizo medio siglo atrás para que todo el planeta viera por televisión el descenso de Neil Armstrong.

Este sistema requirió que en la Tierra se instalen antes en distintas locaciones, debido a la rotación del planeta. "Había antenas en Australia, España e incluso acá en Argentina, en Balcarce (provincia de Buenos Aires)", explicó Córdova, en diálogo con el programa "Otra manera", por MDZ Radio.

"Estas antenas hacían de repetidoras y potenciaban la señal", completó. En este sentido, por la rotación de la Tierra, durante las distintas transmisiones que se hicieron desde el despegue del Apollo 11 (16 de julio) hasta el alunizaje (20 de julio), en ocasiones Houston tomaba las señales que retransmitía Argentina.

La Estación Terrena de Balcarce fue inaugurada oficialmente el 20 de septiembre de 1969, pero la primera señal que se recibió y se envío fue durante el alunizaje de la Apolo 11, cuando el hombre pisó la superficie lunar por primera vez, el 20 de julio de ese mismo año a través del satélite Intelsat III.

¿Por qué no fuimos más a la Luna?

Por otra parte, Córdova explicó que estas expediciones no se repitieron en el tiempo debido al costo económico y a la falta de una motivación política. Al respecto, recordó que las misiones Apollo tenían el objetivo principal de derrotar a la Unión Soviética en la carrera espacial.

Asimismo, calculó que hoy en día, una misión a la Luna demandaría una inversión cercana a los 100.000 millones de dólares.

El historiador también derribó los mitos que rezan que el hombre nunca llegó a la Luna y que se trató de una puesta en escena; y explicó cómo fue la selección de Armstrong, Collins y Aldrin, entre otras anécdotas. Escuchá la entrevista completa a continuación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?