Becarios del Conicet: "Se nos fueron las ganas de seguir acá"

Son integrantes del equipo que dirige Marina Simian, la bióloga que invertirá los $500 mil que ganó en un programa televisivo en investigaciones contra el cáncer. Varios de ellos dijeron que por las dificultades económicas que padecen para hacer su trabajo intentarán continuar sus estudios en el exterior.

redacción mdz

MARINA SIMIAN Y SU EQUIPO DE INVESTIGACIÓN.

télam

Becarios del Conicet del equipo que dirige Marina Simian, la bióloga que invertirá los $500 mil que ganó en un programa de televisión en investigaciones contra el cáncer, explicaron hoy que varios de ellos intentarán continuar con sus estudios en el exterior debido a las dificultades económicas que atraviesa el país y, puntualmente, su área de trabajo.

"Este año nos vamos de vuelta al exterior, a San Sebastián (España) y el próximo a Australia, porque ya se nos fueron las ganas de estar acá", dijo Tomás Laporte.

El joven de 26 años contó que es licenciado en Biología de la UNSAM, realiza su doctorado de Biotecnología y Biología Molecular e investiga la forma de "reprogramar" el sistema inmune que el tumor de mama debilita para fortalecerse.

Télam reunió hoy a Simian y su equipo para conocer cuál es su situación y como fue que decidieron participar del programa que se emitió el martes por la noche.

Marina Simian fue noticia por haber ganado $500 mil en un concurso de preguntas y respuestas en la tevé.

"En un intercambio que realicé durante seis meses con un laboratorio en Estonia, avancé en mi investigación lo que hubiera demorado un año y medio en Argentina, porque todo el equipamiento está en un mismo edificio y tienen los insumos necesarios", indicó la bióloga María José Gottás, de 28 años, una de las cinco becarias de doctorado que conforman el equipo de investigación liderado por Simian en la Universidad Nacional de San Martín.

Así, Gottás contó que gana un "estipendio" de $25 mil, el cual no incluye aportes ni vacaciones y exige cumplir 40 horas semanales además de mantener exclusividad.

"Yo no me voy a quedar haciendo ciencia en el país, estoy evaluando dónde me conviene trabajar", concluyó la joven quien, junto a sus compañeros de trabajo y Simian, se desempeñan en un laboratorio "prestado" del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas en el campus de la UNSAM.

Gottás explicó que además de los presupuestos que impiden obtener los insumos importados en tiempo y forma o que "al menos lleguen", no poseen un edificio con laboratorio propio, lo que "enlentece mucho el trabajo científico."

"Nuestros proyectos de tesis estaban pensados con un equipamiento que acá no podemos usar porque nosotros hacemos nanosistemas y acá hay químicos. Yo trabajo con organoides (células que forman órganos en 3D) y células de sangre humana y solo consigo algunas en la facultad de Medicina. Además, no tenemos acceso al bioterio (criadero de ratones)", explicó la joven, que se especializa en el desarrollo de nuevos tratamientos para el tumor cerebral.

Gottás junto a Tomás Laporte, Lilian Castillo, Inés Díaz Bessone y María Amparo Lagohuvelle realizan sus doctorados y posdoctorados en una investigación para desarrollar nuevos tratamientos "más efectivos" y "menos tóxicos" que los tradicionales para combatir el cáncer de mama y el cerebral.

Los fondos llegaron desde la tele

Marina Simian, investigadora independiente de Conicet, doctora en Ciencias Biológicas de la UBA, quien realizó un doctorado en el Lawrence Berkeley National Laboratory, en Estados Unidos, decidió acudir al programa televisivo ¿Quién quiere ser millonario?, de Telefé, alentada por sus alumnos para conseguir fondos para su investigación.

"Nosotros obtuvimos un subsidio de FONCYT en 2017 por $960 mil y el año pasado recién nos dieron $160 mil y este año otra suma igual. Pero es muy frustrante no poder avanzar porque nos faltan insumos y lugar, por eso voy a invertir esa plata en mi trabajo", justificó Simian.

El secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Jorge Aguado, aseguró ayer que "cumplirán con los pagos atrasados".

"Esta es una buena ocasión para llevar tranquilidad a los investigadores y asegurarles que no hay recortes en el presupuesto, y que si bien hay un atraso en los pagos, esperamos normalizarlos en breve", dijo el funcionario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?