Alejandro Herrera Guiñazú: "El arte me da la posibilidad de reflejar lo visto o soñado desde un lugar etéreo"

El escultor e instructor de parapente fusiona vidrio y piedra con grandes reconocimientos internacionales. Nos sumergimos en su mundo hipnótico, pero también armónico entre la técnica y la naturaleza. ¡No te pierdas la entrevista!

Avatar del Muriel Del Barco

Muriel Del Barco

Alejandro Herrera Guiñazu

Pachy Reynoso/MDZ

Alejandro Daniel Herrera Guiñazú se sumerge a diario en la fundición y al mismo tiempo mezcla el frío con el agua. Así, como la naturaleza, es como fluye su arte. Arte que te invitamos a conocer a través de esta entrega. 

¿Autodidacta o estudiado?

He tenido muchos maestros a lo largo de la vida. Mi padre fue mi primer maestro de arte cuando apenas era un niño.

Me formé tomando clases en The Corning Museum of Glass (Nueva York). En el CMOG estuve 5 veces con diferentes maestros que me fueron enseñando distintas técnicas las cuales uso hoy en día.

¿Qué es el arte para vos?

Aunque el arte no tiene una definición única, para mi el arte es un lenguaje donde puedo expresar lo que siento desde el alma y no solamente lo que entiendo intelectualmente.

¿Qué expresas a través de arte?

En mi trabajo puedo plasmar lo que llega a mi mente como sueños creativos. En lo personal el arte me da la posibilidad de reflejar lo visto o soñado desde un lugar etéreo.

Puedo expresar sensaciones, sentimientos, imágenes, colores en movimiento. Todo lo vivido, imaginado y soñado puede ser expresado a través del arte.

Alejandro Herrera Guiñazu

¿Cuándo te diste cuenta que querías vivir del arte?

Desde niño tuve facilidades con las manualidades. No sabría decirte con exactitud cuando. Al ser criado desde niño en los talleres de mi padre, me es difícil identificar ese momento exacto. Pero mis capacitaciones en el CMOG fueron un momento decisivo en mi vida artística.

¿Qué sentís cuando realizás una escultura?

La sensación de poder realizar con tus manos lo que imaginás, es una sensación de libertad única. Siento alegría, amor, satisfacción, responsabilidad, alivio, serenidad. Aunque últimamente me gusta estar en esos momentos solamente presente sin importar el sentir, solo observando mientras la obra ocurre frente a mis ojos.

¿Cómo te enfrentas a una nueva obra?

No lo enfrento. Intento que fluya con la menor cantidad de prejuicios posible. Es difícil para mí tratar de razonar un resultado exacto. Al no tener la necesidad de expresar una idea, las imágenes, formas y colores van cayendo en sus lugares tal cual son.

Los materiales usados tienen un lenguaje muy fuerte. La piedra y el vidrio tienen mucho que contarnos como material en bruto. Entonces me apoyo en ellos para lograr finalmente lo que veo o siento en mis sueños creativos.

Alejandro Herrera Guiñazu

Cuando mirás esculturas viejas tuyas, ¿te encontrás o ya no?

Claro que me encuentro. Para mi han sido y serán reflejos de los diferentes momentos de esta vida que transitamos. No los analizo. Solo los observo y los disfruto. No encontrarme con esos momentos sería como no aceptar lo ya vivido y aprendido.

¿Cuándo te propusiste vivir del arte?

No sé si hay un momento exacto. Al parecer ha sido como una maduración progresiva que se inicia a muy temprana edad junto a mis padres artistas.

¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño de artista es poder vivir toda esta vida disfrutando del arte junto a mi familia.

Alejandro Herrera Guiñazu

Dejar un legado artístico y técnico para que nuestros hijos puedan ver que vivir el arte desde el amor es posible, sin importar cuales sean los resultados económicos. 

Estamos tan mal acostumbrados, que solemos abandonar nuestros sueños porque no logramos ganar el suficiente dinero para comprar sueños falsos, que poco tienen que ver con la vida misma.

Si lograra transmitir esto a través del arte, sería un sueño cumplido.

¿Te gusta mostrar lo qué hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Claro que me gusta mostrar lo que hago. Sin el espectador no se podría cerrar el circulo creativo y se perdería el mensaje.

Con el marketing....uf ¡qué tema ese para un artista!

Tengo la suerte de trabajar con Daniel Rueda, quien me ayuda en la parte de promoción y venta de mi obra. Es una tarea muy difícil que no se trata solamente de vender un producto, sino que va acompañado de un arduo trabajo de legitimación del artista y su obra.

Alejandro Herrera Guiñazu

¿Qué te inspira?

En este momento me inspira la energía en movimiento del universo. Sus galaxias, luz y oscuridad, colores, sensaciones. Aunque muchas de mis obras están inspiradas en culturas y plantas, tienen una conexión directa con lo antes mencionado, ya que, es como hemos visto y vemos a esa energía creadora desde nuestro punto de vista del ser humano.

¿Qué sentís cuando terminás una escultura?

Al terminar una obra siento mucha satisfacción y alegría que son ese toque final que absorbe la obra. Esta energía será lo primero que tiene al alcance el espectador.

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

El valor de la obra se forma por una sumatoria de cosas y condiciones. Las cosas serían simplemente valores de materiales y mano de obra. Y las condiciones tienen que ver con la trayectoria, premios, autenticidad y documentación que avale. Generalmente recibo mucha ayuda para esta parte de poner un valor.

¿Quién valora más tu arte el mendocino o el turista? 

Tengo la gran suerte que por ahora el mendocino es quien valora más mi obra. No sé si tiene que ver con el valor que le doy yo. Creo que estamos comenzando a valorar más el arte que hacemos aquí.

¿Dónde soñás con ver una escultura tuya?

Mi sueño es ver una escultura mía en The Corning Museum of Glass. Ellos son el máximo referente a nivel mundial con lo que respecta a obras de arte realizadas en vidrio. Pero hay muchos lugares en los que sueño. El Palais de Glace es uno de ellos.

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

Me gustaría tener una escultura de Stanislav Libensky en el estar de casa, aunque también podría ser una escultura de Loretta Yang.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?