A 37 años: el conmovedor relato de un sobreviviente del Belgrano

Gustavo Altoe contó en "Otra Manera" (MDZ Radio) cómo fue el ataque del submarino inglés Conqueror -fuera de la zona de exclusión- que provocó la muerte de 323 argentinos y marcó a fuego la Guerra de Malvinas. 

redacción mdz

El Belgrano se hundió hace 37 años.

A 37 años del hundimiento del Crucero ARA General Belgrano, uno de sus sobrevivientes, el bonearense Gustavo Altoe, contó su conmovedora experiencia en el programa Otra manera, de MDZ Radio.

Acerca de aquel tremendo capítulo de la Guerra de Malvinas el que murieron 323 argentinos al ser atacados fuera del área de exclusión, el hombre oriundo de Luján de Buenos Aires, recuerda todo como si fuera hoy.

"La noche del 1º de mayo habíamos entrado al área de exclusión con todos los compartimientos cerrados. El crucero tenía 256 compartimientos, que cuando va a atacar o va ser atacado, teóricamente tienen que estar cerrados. Cuando salimos de la zona de exclusión, el comandante entendió que ya no íbamos a ser atacados y se abrieron todos esos compartimientos. Y ahí fuimos atacados, prácticamente devorados por el submarino inglés Conqueror, que nos pega con dos torpedos. Uno en popa y el otro en proa. El de atrás fue el que más daño nos causó. Ese dejó sin chance a 275 personas. Y el que dio en proa es el que más daño material nos hizo".

Gustavo Altoe, cuando fue reconocido por su ciudad, Luján de Buenos Aires.

-¿Qué recuerdo tenés de aquella jornada, cerca de las 4 de la tarde, que fue cuando impacta el primer torpedo?

-Una fuerte explosión. Lo levantó al Belgrano, lo escoró, le cortó la luz y enseguida empezó a salir un gas que asfixiaba. Algunos calculan que fue el torpedo el que provocó eso. Y cuatro segundos después, otra fuerte explosión lo levantó de la parte de adelante. Inmediatamente se cortó la electricidad. Era todo voz a voz con unos megáfonos, como podíamos.

-¿En qué sector te encontrabas cuando ocurrió el ataque?

-Estaba justamente en el medio de donde pegaron los torpedos, pero de la cubierta principal, una más abajo. Uno de los torpedos pegó unos 25 metros más abajo y unos 20 al costado.

-¿En qué momento se dan cuenta de la magnitud de lo ocurrido y de que habían sido atacados por un buque inglés?

-Nosotros íbamos escoltados por el Piedra Buena y el Bouchard. En principio pensé que habíamos colisionado con otro barco, que nos habíamos tocado, porque fue tan fuerte el golpe, y la tripulación sinceramente no estaba para combatir. Pero cuando pegó el otro torpedo, yo ya me di cuenta de que nos estaban atacando. Y que era por abajo del agua. El crucero era vulnerable por ese lugar porque no tenía sonar. El Piedra Buena y el Bouchard sí tenían sonar, pero nunca pudieron captar al submarino inglés.

Escuchá la entrevista completa a Gustavo Altoe en Otra Manera:

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?