Tendencia

La “angustia ambiental”, una preocupación argentina en tiempos de dengue

Más del 90% de la población cree que nos acercamos a un “colapso ambiental”. La emergencia de dengue que enfrenta la Argentina se ha convertido en un factor de preocupación adicional a la crisis.

Florencia Arbeleche
Florencia Arbeleche sábado, 13 de abril de 2024 · 07:03 hs
La “angustia ambiental”, una preocupación argentina en tiempos de dengue
La sequía, consecuencia del cambio climático. Foto: Shutterstock

El cambio climático y sus implicancias ocupan cada día más la centralidad de vida de las personas. Aunque son las generaciones más jóvenes las que refieren una mayor conciencia de lo que esto implica, nadie puede estar ajeno a la preocupación y a las consecuencias.

De allí se desprenden innumerables factores que impactan, entre otras cosas, sobre la salud a partir de la proliferación de enfermedades endémicas como el dengue, que se presenta en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta, sobre todo en las zonas urbanas y semiurbanas.

Para la Organización Panamericana de la Salud, una de las causas apuntadas para justificar la epidemia es el fenómeno de El Niño, como olas de calor, sequía en algunas regiones y tormentas en otras, que favorecen la proliferación del Aedes aegypti.

De acuerdo con el sitio Winhua News, los estudios demuestran que este mosquito es más activo cuando hace calor. Además, cuanto más calor hace, menor es el tiempo de incubación del virus en el mosquito. Por tanto, el insecto transmite el dengue más rápidamente.

A esto se añade el hecho de que la sequía aumenta la necesidad de almacenar agua, a menudo de forma inadecuada, lo que favorece la aparición de criaderos. Estos entornos donde prospera el mosquito aparecen más fácilmente como consecuencia de las tormentas.

La emergencia de dengue que enfrenta la Argentina, por ende, se ha convertido en un factor de preocupación para la población, adicional a la crisis económica que atraviesa el país. Al menos eso se desprende de un informe de la consultora “Sentimientos Públicos”, que demuestra que más del 90% de la población argentina considera a la problemática ambiental como “importante” o “muy importante”. Contrario al prejuicio, esta inquietud es mayor en sectores medios y bajos que en los de nivel socioeconómico alto.

En el mismo sentido, la preocupación por el futuro de las nuevas generaciones ante la cuestión medioambiental supera al 86%. Esta respuesta se acentúa en jóvenes menores a 29 años y en adultos mayores a 59 años, es decir, quienes están preocupados por el futuro propio o el de sus nietos.

El consenso sobre la “angustia ambiental” (91%) supera a otras reflexiones analizadas previamente por la consultora, como que Argentina es “el mejor país del mundo” (83,8% de acuerdo) o que el Estado “debe ser lo más pequeño y lo más eficiente posible” (68,5% de acuerdo).

Según revela el informe, más del 90% cree que nos acercamos a un colapso ambiental y casi el 75% de los centennials (jóvenes entre 16 y 28 años) siente que vivirá este colapso. Las mujeres lo perciben más cercano que los hombres. De hecho, más del 50% de las encuestadas cree que sucederá en diez años como máximo. En consecuencia, el 85% de la población considera “urgente” tomar medidas.

Percepción de colapso ambiental. Fuente: Sentimientos Públicos

“La sociedad argentina tiene una notable ‘angustia ambiental’, que no logra articularse del todo en el debate público, pero se alimenta ante conmociones como la expansión del dengue”, plantea el investigador Hernán Vanoli. Y agrega: “La sociedad reclama imaginación política para conjugar bienestar generalizado y eficiencia ambiental, reduciendo los daños al mínimo posible. Y se hace cargo de estos anhelos: sus prácticas privadas de reducción del daño son frecuentes y masivas”.

Sin embargo, esta “angustia ambiental” no implica necesariamente una postura crítica del desarrollismo. Mientras que el 43,7% de la población considera que “existe una contradicción entre cuidado del medioambiente y desarrollo industrial”, el 38,6% no acuerda con esa reflexión. Sí es mayoritaria la preocupación por otras problemáticas, como la quema de humedales (56%).

Finalmente, la encuesta revela que más del 73% de las argentinas y argentinos asegura que separa los materiales reciclables de los desperdicios dentro de su hogar, tendencia que se profundiza entre adultos y adultos mayores. 

Archivado en