Pronostican frío intenso para el 9 de julio en Buenos Aires: ¿Podría volver a nevar?
SMN

Pronostican frío intenso para el 9 de julio en Buenos Aires: ¿Podría volver a nevar?

El 9 de julio de 2007 no fue como cualquier otro para las personas del AMBA. La nieve -que es común en otros puntos del país- sorprendió a los porteños y a los habitantes del Conurbano. Millones vivieron ese fenómeno por primera vez y cuando baja la temperatura tienen la ilusión de que se repita.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Buenos Aires vivió este año uno de sus otoños más fríos. Según explicó Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional, se vienen registrando temperaturas más bajas que las normales y en todo el país se vivió "el quinto otoño más frío desde que se tienen registros (1961)". La especialista acotó que se espera que "las condiciones para el invierno continúen por debajo de lo habitual".

Sin embargo rompió con la ilusión de los porteños y bonaerenses de ver nevar otra vez en sus ciudades. Se espera que durante el fin de semana las mínima en el área suburbana ronden los 5 o 6 grados por lo que no están dadas las condiciones de acuerdo a lo que explicó Fernández: "Las marcas térmicas de este fin de semana no se acercan a las que se registraron en 2007, el año más frío hasta el momento". 

La coincidencia histórica hubiera sido fabulosa para millones de porteños y bonaerenses ya que fue justo un 9 de julio cuando se registró la histórica nevada en la Ciudad de Buenos Aires y en diversas localidades del Conurbano bonaerense. Ocurrió en 2007 y según Fernández fue consecuencia de múltiples factores y hoy "no están dadas las condiciones para que vuelva a nevar".

Hace 14 años, unos días antes de que nevara en Buenos Aires, había ingresado en la zona un frente frío que avanzó desde la Patagonia hasta el centro del país y provocó un marcado descenso de la temperatura. Eso fue el 6 de julio. Al día siguiente una nueva masa de aire frío ingresó en la región y, como recuerda Fernández, se vio reforzada por la "intensificación del viento causado por un anticiclón en el Pacífico". 

El 8 de julio el sistema anticiclónico se instaló en todo el territorio nacional y los vientos del este trajeron una gran cantidad de humedad. Hubo precipitaciones de nieve en Cuyo y en Córdoba. Faltaban todavía unas horas para que, el 9 de julio, ingresara desde la cordillera un aire frío en altura que llegó hacia el centro y este del país donde, en la superficie, el aire se mantenía frío y húmedo por efecto del anticiclón. 

La combinación de todos esos factores resultó en un evento inesperado. Favoreció la formación de nubes con "desarrollo vertical suficiente para formar nieve en su interior y precipitar los copos", detalló Fernández, y explicó que "el intenso frío en toda la atmósfera y el viento débil permitieron que los copos de nieve no se fundieran y puedan ser vistos en la superficie". Un dato clave que recordó la especialista es que ese 9 de julio fue un día verdaderamente frío: pasado el mediodía la temperatura era de 2,6ºC en la Ciudad de Buenos Aires.

Fernández precisó que ese día "fue un día muy frío", cerca de las 15 la temperatura en la ciudad de Buenos Aires era de 2,6 grados y -1 de sensación térmica, en tanto que "la máxima de esa jornada fue de 4 grados". Quizá el otro extremo fue el invienro pasado, cuando el 9 de julio el termómetro llegó a 22,3ºC. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?