La suba de precios y la incertidumbre atentan contra la Semana de la dulzura

La suba de precios y la incertidumbre atentan contra la Semana de la dulzura

La inflación atrasa con todo. Incluso con la sana de la dulzura. "Una golosina por un beso" era una fórmula perfecta hasta que los precios se descontrolaron. ¿Cuánto cambiaron los precios a lo largo de los años?

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La Semana de la Dulzura se celebra en Argentina desde el 1° hasta el 7 de julio. Ya hace décadas se volvió popular cambiar golosinas por besos. Pero con la creciente inflación se ha vuelto difícil poder comprar dulces. Ya sea que la celebremos o no, resulta tierno regalarle algo a un ser querido porque significa que lo tenemos presente, pero ¿cómo hacemos cuando ni siquiera alcanza el aguinaldo para pagar cuatro compras de supermercado?

Esta semana de celebración y entrega de dulces se originó en 1989 gracias a la iniciativa de la Asociación de Distribuidores de Golosinas, Galletitas y Afines (ADGyA). La idea impulsada por la ADGyA y principalmente por el fundador de Arcor, Fulvio Pagani, se popularizó en todo el país y hace años que tiene como consigna "una golosina por un beso".

El objetivo de la campaña consistía en potenciar las ventas de golosinas, bombones, chocolates y alfajores para impulsar la industria minorista y mayorista, pero de a poco se fue consolidando en la sociedad argentina como un ritual popular. La idea consiste que las personas se obsequien alguna golosina o chocolate a cambio de un beso. 

Los precios de todos los productos y servicios han aumentado de manera acelerada en estos últimos años y quizás el de los chocolates se nota solo en ocasiones especiales como San Valentín y Pascua. En el año 2018, los precios de los chocolates, ya fueran bombones o canastitas, variaban desde los $150 hasta los $900, precios que hoy resultan lejanos.

En ese mismo año, la caja de alfajores valía entre los $180 y $300 mientras que las bolsas de caramelos se podían conseguir por $50. Hasta aquel entonces, era normal que las ventas de golosinas, bombones y chocolates aumentaran un 10%, sin embargo, este año se desconoce si habrá un aumento en las ventas del sector.

Actualmente, una caja de seis alfajores parte de los $1.000. Los precios de los bombones tienen un rango mucho más amplio, una latita con 7 ositos rellenos con dulce de leche parte de los $1650 y una caja combinada de bombones de unos 320 gramos parte desde los $2100 y llega hasta los $4000. En algunos locales selectos, la caja de 25 bombones rellenos vale hasta $8000. 

Mientras tanto, las barras de chocolate se acomodan mucho más al bolsillo; de casi todas las marcas los chocolates de 300 gramos parten de los $700 y algunos superan los $1000. Las bolsas de caramelos pueden resultar mucho más rendidoras y prácticas para los chicos, el piso es de $300. 

A mitad de la Semana de la Dulzura, no se han visto grandes campañas publicitarias en la televisión ni el la vía pública. A pesar de esto, desde la cuenta de Instagram de ADGyA aún continúan con los esfuerzos porque esta costumbre tan argentina siga e impulsan la campaña "decilo con una golosina".  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?