Sueldos docentes: ninguna paritaria alcanza

Sueldos docentes: ninguna paritaria alcanza

Protestas y cortes de ruta corren paralelo con las demandas por subas en paritarias que no llegan a equilibrar la inflación. La Rioja, caso testigo. Amenazas de acampe no solo provienen de piqueteros.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

En febrero las clases no empezaron en La Rioja, provincia con tradición de paros y conflictos gremiales, por los bajos salarios. Después de algunos contactos informales con los gremios, el gobernador Ricardo Quintela decidió arreglar la situación con un excandidato de su partido, un hombre de su confianza, Rogelio de Leonardi, actual secretario general del AMP, Asociación de Maestros y Profesores local. Así entonces las cuotas del aumento salarial acordado serían de $3.000 en marzo, $2.000 en abril, $5.000 en julio, $4.000 en septiembre, y $2.000 pesos en noviembre: un 54% en cinco pagos para llevar el actual salario de 22.000 mil pesos mínimo a $37.000 en 2023, cuando se terminaría de pagar. El porcentaje intenta igualar la inflación, pero con un nivel salarial de US$90 mensuales; valores cubanos para la educación riojana. 

Un alquiler modesto de un departamento de dos ambientes en la capital riojana cuesta entre $20.000 y $25.000 según pudo averiguar MDZ, por lo que un matrimonio docente que ya es pobre estadísticamente en La Rioja, no podría acceder a un alquiler con los salarios iniciales. El año que viene llegarán entonces a cobrar $38.000 cada uno, menos de $80.000 como salario grupal siendo la canasta básica hoy local $102.000 y una inflación que rondará el 70% en enero 2023. 

Los cortes de rutas empezaron a contagiarse en toda la provincia y distintos departamentos comenzaron a sumarse. Así Chepes, Chilecito, la Capital, todos empezaron a reunirse en torno a la problemática y sumar adhesiones mientras Quintela sostenía que sólo hablaría con los gremios con personería, desconociendo el movimiento de los autoconvocados.

El 23 de mayo docentes se autoconvocaron en Ulapes y cortaron la ruta en protesta exigiendo un nuevo acuerdo salarial. Inmediatamente adhieren docentes de toda la provincia y comenzaron cortes y marchas en la ciudad Capital que culminan siempre frente a Casa de Gobierno, la casa de Tejas. En junio el gobernador Quintela recibió el petitorio de autoconvocados que no sólo incluye mejora salarial, sino también mejoras en los edificios y condiciones laborales y la derogación del llamado Decreto Cavero que desde el año 88 establece "día no trabajado, día no pagado" cercenando el derecho a huelga (creado por Menem), pero llama a negociación a los gremios y firma un nuevo acuerdo el 16 de junio: $5.000 con sueldo de junio, $4.000 con sueldo de julio y $6.000 con sueldo de septiembre. 

El 21 de junio simbólicamente los docentes autoconvocados tomaron una escuela en Ulapes y en toda la provincia hubo cortes de ruta y una marcha de los capitalinos que culminó en una manifestación en la Casa de Gobierno. El gobernador se negó a recibirlos, y comenzó otra marcha. Unos mil docentes del interior marcharon en apoyo a los capitalinos. Ese día se decidió cerca de las 11 instalar una carpa frente a Casa de Gobierno hasta que a las 13.30 unos cuarenta policías rompieron la carpa y por la fuerza desarmaron el gazebo y empujaron a los docentes haciéndolos cruzar la calle hasta la plaza.

Este jueves será entonces otro momento de tensión, con mayor adhesión de los docentes según contaron a este medio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?