La carne triplicó su valor en dos años: cómo influyó en el consumo

La carne triplicó su valor en dos años: cómo influyó en el consumo

Desde que comenzó la pandemia, la inflación en Argentina no paró de crecer: sólo en 2021 los precios variaron un 50,9% con respecto al 2020. La carne casi triplicó su valor y eso impactó en el consumo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En los dos primeros meses del año, la inflación acumulada alcanzó el 8,8%. En el marco de la “guerra contra la inflación” que planteó el presidente, Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior, afirmó que las empresas que aumenten los precios y superen la pauta de inflación anual sin justificarlo, deberán retrotraer los precios a los del 10 de marzo. El aumento de precios se ve reflejado en todos los objetos de consumo, desde los útiles escolares hasta alimentos, prendas de vestir, servicios, educación, salud y demás. 

En el Gran Buenos Aires -así como en el resto del país-, no hace falta ir muy lejos para ver el aumento de precios. Basta con acercarse a una carnicería, recordar con cuánto dinero íbamos hace dos años a comprar y comparar qué podemos adquirir ahora con esa misma cantidad de plata.

En el 2020, el kilo de asado estaba apenas por encima de los $300 mientras que actualmente, el kilo ronda -en el mejor de los casos- los $1.000. Si un grupo de 12 personas se reunía cada domingo a comer un asado y calculamos medio kilo por persona, con $7.200 podían comer asado cada domingo de cada mes. Mientras que en el 2022, una familia con el mismo número de personas, necesitaría $24.000 por mes. 

Según Miguel Schiaritti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (CICCRA), hubo “un importante aumento en el precio que alcanzó a compensar en dólares la caída de las exportaciones”. Schiaritti explicó que el aumento en el precio de la carne se debe al aumento en los costos de producción y la caída de ventas. Asimismo, la carne vacuna aumentó en los últimos 12 meses el 59.2%, el cerdo 46.3% y el pollo 39.3%. 

Según una de las mayores cadenas de carnicería de Buenos Aires, lo que que más se vende es carne picada. Además, señalan que aunque se suela hablar de que el reemplazo de la carne era el cerdo, resulta que el pollo es lo que eligen más los argentinos: las supremas rankean alto entre los productos cuyo consumo más se ha incrementado. Además, los cortes que menos se venden o “se desperdician” son la palomita y tortuguita.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?