Vacunas de ARN mensajero: ¿tienen efectos graves para la salud?

Vacunas de ARN mensajero: ¿tienen efectos graves para la salud?

Una investigación estadounidense respecto a las vacunas de ARN mensajero contra la covid-19 dejó importantes conclusiones. Analizaron datos de 6,2 millones de vacunados durante dos años.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Una investigación estadounidense no encontró "efectos graves para la salud que pudieran relacionarse" con las vacunas de ARN mensajero contra la covid-19, para lo que analizaron datos de 6,2 millones de vacunados durante dos años.

El estudio que publica hoy Jama son los primeros resultados exhaustivos del programa estadounidense sobre seguridad de vacunas Vaccien Safety Datalink (VSD) sobre los preparados de Pfizer y Moderna.

"Estos resultados de nuestra vigilancia de la seguridad son tranquilizadores", dijo la autora principal, Nicola Klein, directora del Centro de Estudios de Vacunas de Kaiser Permanente.

El estudio informa de los resultados desde mediados de diciembre de 2020 al 26 de junio de 2021 y en él se evaluaron los historiales de salud de 6,2 millones de personas para la primera dosis y 5,7 millones para la segunda de cualquiera de esas dos vacunas basadas en ARN mensajero (ARNm).

Los análisis compararon los incidentes de salud específicos durante las primeras tres semanas después de la inoculación con otros similares entre las 3 a 6 semanas después del pinchazo.

El diseño quería comparar pacientes lo más parecidos posible entre sí para reducir el número de factores que podrían complicar los resultados y se añadió un grupo de comparación de no vacunados en un análisis complementario, explica en un comunicado la mutua Kaiser Permanente.

Los investigadores examinaron 23 posibles efectos que incluían trastornos neurológicos como encefalitis, mielitis y síndrome de Guillain-Barré; problemas cardiovasculares como infarto agudo, ictus y embolia pulmonar; y otros como parálisis de Bell o síndrome inflamatorio multisistémico.

Tras analizar las historias clínicas de los pacientes y evaluar si el problema comenzó antes o después de la vacunación, se aplicó un análisis estadístico para determinar si el número de incidentes superaba un determinado umbral o "señal".

La conclusión fue que "ninguno de los resultados sanitarios objetivo alcanzaba la señal", aunque en algunos casos eran menos precisos debido al reducido número de casos.

Los autores destacaron sus hallazgos sobre los casos de miocarditis y pericarditis confirmados entre individuos jóvenes. El estudio identificó 34 casos en pacientes de 12 a 39 años.

Los autores calcularon que, entre los pacientes de esa franja de edad, existe un riesgo de 6,3 casos adicionales de miocarditis por millón de dosis durante la primera semana después de la vacunación.

Otras investigaciones han calculado un riesgo "significativamente mayor" de miocarditis debido a la covid-19 que por la vacuna, agrega la nota.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?