Julio sin plásticos: por qué todos deberíamos sumarnos a este movimiento

Julio sin plásticos: por qué todos deberíamos sumarnos a este movimiento

Cada año se generan 303 millones de toneladas de residuos plásticos. Para disminuir la contaminación esta campaña propone pasar 31 días sin plásticos de un solo uso.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Julio sin plásticos es un movimiento global que ayuda a millones de personas a ser parte de la solución a la contaminación plástica, para que podamos tener calles, océanos y comunidades hermosas más limpias.

La campaña que propone a los ciudadanos de todo el mundo a pasar 31 días sin plásticos de un solo uso fue creada por la australiana Rebecca Prince-Ruiz, una ecologista que luego de visitar una planta de reciclaje tomó conciencia del daño que este material produce al planeta.

La contaminación con plásticos es una de las más habituales.

El plástico es un material constituido por compuestos orgánicos, sintéticos que tienen la propiedad de ser maleables y por tanto pueden ser moldeados en objetos sólidos de diversas formas. Esta propiedad confiere a los plásticos una gran variedad de aplicaciones. Su nombre deriva de la plasticidad, una propiedad de los materiales, que se refiere a la capacidad de deformarse sin llegar a romperse.

Cada año se generan nuevos residuos plásticos a un ritmo de 303 millones de toneladas (275 millones de toneladas métricas). Hasta la fecha, el 75 por ciento de todo el plástico producido se ha convertido en desperdicio y se espera que la producción se triplique para el año 2050. Desperdicios que tardan más de un siglo en degradarse.

Una nueva investigación realizada este año sugiere que además se espera que la acumulación de desechos plásticos en los océanos se triplique para el año 2040 a un promedio de 32 millones de toneladas (29 millones de toneladas métricas) al año. 

En el mundo existen unas cinco islas de basura que ocupan entre 710.000 y 17.000.000 kilómetros cuadrados. La isla de basura del Pacífico (ubicada entre Hawái y California) es la más conocida y supera tres veces el tamaño de Francia. Según estudios, contiene alrededor de 80.000 toneladas de desechos plásticos.

Si bien existe una gran cantidad de productos que se fabrican a partir de este material, el gran problema aparece cuando usamos los plásticos de un solo uso que son productos hechos de este material que se usan una vez y los tiramos: los envoltorios y envases de plástico, utensilios como vasos, platos y cubiertos, bolsas de plástico, entre otros.

La clave está en ser consumidores conscientes y evitar los plásticos que son desechados casi inmediatamente. Ser parte de este movimiento puede ser un gran paso para incorporar el hábito y dejar de lado estos productos.

Alternativas para evitar los plásticos de un solo uso

  • Tazas de café reutilizables para llevar.
  • Cuidado dental: cepillos de dientes de bambú.
  • Productos de higiene femenina: copa menstrual y toallas femenina de tela reutilizables.
  • Compra de alimentos a granel.
  • Bolsas de tela reutilizables para evitar las de nylon.
  • Bombillas o sorbetes de bambú o metal reutilizables.

Mirá el video de las aguas de Bali del buzo Rich Horner

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?