Allanaron una fiesta clandestina con 160 personas: las organizadoras eran mujeres soldado

Allanaron una fiesta clandestina con 160 personas: las organizadoras eran mujeres soldado

El hecho se produjo en la localidad santacruceña de Piedrabuena, que tiene menos de 10.000 habitantes. Cuando llegaron los efectivos policiales, volaron piedrazos y botellazos. Nadie tenía tapabocas y la francachela era generalizada. Por lo ocurrido se abrió una causa federal.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El oficio de soldado no parece propiciar la pachanga. Y sin embargo se dan casos como el ocurrido recientemente en la localidad de Comandante Luis Piedrabuena (Santa Cruz), en el cual varias efectivas organizaron una fiesta que terminó con piedrazos y botellazos por doquier; por no hablar del escándalo posterior.

La Policía santacruceña ya estaba alerta: en las redes circulaban adelantos sobre una reunión cuyo punto de encuentro se reveló recién en la noche del sábado. Es más: los reportes indican que para entrar se cobraba entrada y que incluso se otorgaba una pulsera

“Nosotros sabíamos que se iba a hacer, pero no teníamos la certeza de dónde o de cuántas personas iban a asistir, nos sorprendimos cuando veíamos salir tanta gente”, relató un investigador a colegas del diario La Opinión Austral.

Frío, viento y... ¡cumbia!

Piedrabuena tiene menos de 10.000 habitantes. Y en una de sus casas -ubicada en calles Heriberto Cobeñas y Bella Vista- se había preparado todo para que durante las primeras horas del domingo se desarrollara el evento ilegal. Había música, alcohol y bailarines.

Seis personas que trabajan en el Ejército están acusadas de infracción al artículo 205 del Código Penal

Medios locales indican que las organizadoras del encuentro eran soldados del Ejército, lo que agravaría aún más el delito. Para colmo, al llegar las patrullas los que estaban celebrando comenzaron a tirar botellas y piedras a los agentes, mientras otro grupo se negó a que le hicieran test de alcoholemia, por lo que sus vehículos fueron llevados por una grúa.

“Era increíble ver la cantidad de gente que salía, todos en estado de ebriedad, nadie con barbijo”, comentó uno de los efectivos que intervino en el operativo.

Seis personas de entre 20 y 38 años fueron imputadas por infracción al artículo 205 del Código Penal: todas ellas son personal del Ejército y -de acuerdo a los informes- se desempeñan en la guarnición de Piedrabuena.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?