Avanza el proyecto de una vacuna oral contra la covid-19

Avanza el proyecto de una vacuna oral contra la covid-19

En el marco de la carrera científica para contrarrestar la pandemia de coronavirus, una farmacéutica de origen israelí-estadounidense lanzará próximamente un ensayo clínico de fase 1 de la primera vacuna oral contra la covid-19 y que permitirá avanzar rápidamente en la inmunización general.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

En el marco de la carrera científica para contrarrestar la pandemia de coronavirus, una farmacéutica de origen israelí-estadounidense lanzará próximamente un ensayo clínico de fase 1 de la primera vacuna oral contra la covid-19 y que, según sus desarrolladores, permitirá avanzar rápidamente en la inmunización general.

El anuncio fue realizado por la firma de base tecnológica Oramed Pharmaceuticals, propiedad del consorcio israelí-estadounidense Hadassah-University Medical Center, que recientemente formó un joint venture con la india Premas Biotech para desarrollar la vacuna oral que según los primeros estudios preclínicos, produjo anticuerpos con éxito tras la aplicación de una dosis única.

La vacuna se basa en la tecnología de administración oral POD, de Oramed, y la tecnología de vacunas, de Premas, anunció la compañía recientemente. En el caso de la primera, se puede utilizar para administrar por vía oral una serie de terapias basadas en proteínas que se administrarían mediante inyección. De hecho, la farmacéutica está realizando en Estados Unidos un ensayo clínico de fase 3 de una pastilla de insulina para la diabetes tipo 1 y 2.

“Una vacuna oral contra el covid-19 eliminaría varias barreras y podría generar una distribución rápida y a gran escala, lo que podría permitir que las personas se tomen la vacuna en su casa. Si bien la facilidad de administración es clave para acelerar las tasas de inoculación, una vacuna oral podría ser aún más valiosa en el caso de que se recomiende una aplicación anual, tal como ocurre con la vacuna estándar contra la gripe“, comentó Nadav Kidron, director ejecutivo de Oramed a través de un comunicado de prensa citado por el portal Infobae.

La empresa completó un estudio piloto en animales y descubrió que la vacuna promovía el desarrollo de anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG) e inmunoglobulina A (IgA), siendo esta última necesaria para la inmunidad a largo plazo. Esta vacuna de Oravax se dirige a tres proteínas estructurales del nuevo coronavirus, a diferencia de la proteína de pico único dirigida a través de las vacunas Moderna y Pfizer, afirmó Kidron. Como tal, “esta vacuna debería ser mucho más resistente a las variantes de covid-19”, y al ser a base de levadura, su costo de producción sería más económico frente a sus competidores, resaltó.

Las ventajas de una vacuna oral van más allá de la seguridad y la eficacia. Los medicamentos orales tienden a tener menos efectos secundarios, y además, este inoculante podría trasladarse a temperatura de heladera e incluso almacenarse a temperatura ambiente, “lo que facilita logísticamente su obtención en cualquier parte del mundo”, dijo Kidron.

Oravax anticipa que comenzará con un estudio clínico durante el segundo trimestre de 2021 y ya se encuentra solicitando ensayos en varios países, incluidos los Estados Unidos, Israel, Europa y México. También espera apuntar a África, aseguró el especialista y estima, asimismo, que los datos de ensayos en humanos de la fase I podrían estar disponibles dentro de tres meses.

Qué dicen los especialistas

Los expertos manifestaron su optimismo respecto al éxito de la vacuna oral. El médico infectólogo Hugo Pizzi explicó a Infobae que “en general, las vacunas orales han dado buenos resultados. El objetivo es introducir la producción de anticuerpos, pero hay que tener cuidado de cómo introducirla entera porque, de lo contrario, los jugos gástricos la destruyen; las inyectables no corren este riesgo y suelen ser más efectivas, pero hay una tendencia a producir este tipo de vacunas”.

Pizzi recordó que esta no es la primera vez que Israel habla de una fórmula oral con la covid-19. El año pasado, el Migal Galilee Research Institute, ubicado cerca de la frontera con Líbano, había anunciado que se encontraba trabajando en el desarrollo de un inoculante oral contra el coronavirus, aunque hasta el momento no se manifestaron nuevos avances.

Por su parte, el médico infectólogo Pablo Bonvehí, director Científico de Fundación Vacunar, agregó: “Si estas vacunas superan todas las etapas de estudios, seguramente recién lo podremos saber de acá a un año”. Para el especialista, las ventajas de las vacunas orales es que son más fáciles de administrar y almacenar. No obstante, reconoce que aún estamos en etapas muy iniciales. “Hay una vacuna contra la fiebre tifoidea que es oral. Son pocas. No son fáciles de desarrollar porque los ácidos gástricos tienden a destruir lo que se inyecta. Pero, seguramente, en el futuro tendremos más desarrollos de este tipo si este resulta exitoso”, dijo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?