Un crimen a cuchillazos deriva en el primer juicio por jurados de 2021

Un crimen a cuchillazos deriva en el primer juicio por jurados de 2021

La primera jornada del proceso se desarrolló esta mañana. Mario Salas (25) está acusado de matar a Miguel Núñez Bruno (75). El debate se centra en saber si el homicidio se produjo para esconder un asalto o por cuestiones de "emoción violenta". Aquí, todos los detalles.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El primer juicio por jurados de 2021 se inició en la mañana de este lunes bajo estrictos protocolos sanitarios. El único imputado reconoció la autoría del crimen, por lo que la discusión se centra en dilucidar si Mario Exequiel Salas Cracco (25) mató de 14 puñaladas a Miguel Núñez (75) porque quería ocultar un robo -lo que se denomina un homicidio criminis causa- o si lo hizo preso de una "emoción violenta".

Por lo pronto, la primera jornada consistió en seleccionar al jurado, integrado por 12 mendocinos y mendocinas que escucharon las instrucciones del juez técnico Alejandro Miguel. Luego se hicieron los alegatos de apertura, a cargo del jefe de fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo, y de la abogada defensora Gabriela Massad.

El primer debate con participación ciudadana del año estaba programado para las 8:30 en el Salón de Actos del Poder Judicial. Y al final de esta semana, los jurados deberán determinar responsabilidades penales acerca del homicidio ocurrido en abril de 2019.

Alegatos 

En su alegato, el fiscal Guzzo pidió "un veredicto de culpabilidad por homicidio criminis causa con robo agravado por el uso de arma", lo que implica una pena de prisión perpetua. "El margen de discusión es muy reducido -apuntó-: Salas Cracco robó y mató; y la defensa intentará apelar al plano de las emociones, pero no incluirá figuras legales".

El fiscal Guzzo durante los alegatos de apertura.

Por su parte, la defensora técnica, María Gabriela Massad, aseguró: "entre la víctima y mi defendido hubo un contexto de violencia que vamos a acreditar con el testimonio de la esposa de Salas Cracco. Esto llevó al acusado a un estado de emoción violenta que no justifica los hechos, pero sí modificaron su personalidad en ese momento".

Gabriela Massad, la abogada defensora.

El debate continuará mañana, con las declaraciones testimoniales ofrecidas por ambas partes. Mientras que para el miércoles –también con transmisión en vivo- se programaron los alegatos de clausura, las instrucciones finales y el veredicto del jurado popular.

El caso

Sobre la autoría del hecho no hay demasiadas dudas. Durante la madrugada del 18 de abril de 2019, Salas fue capturado por la policía tras un llamado al 911 que advertía sobre extraños movimientos y gritos en una verdulería ubicada en la calle Severo del Castillo (Corralitos, Guaymallén).

El sospechoso intentó escapar corriendo, pero los efectivos policiales lo interceptaron a unos 300 metros. Al requisarlo, le encontraron 15.000 pesos y un teléfono que pertenecía al jubilado muerto, entre otros elementos. También hallaron un cuchillo con sangre: tras el análisis de ADN, se comprobó que esos rastros hemáticos pertenecían a Núñez, el verdulero asesinado. 

Salas insiste en que le encajó las 14 puñaladas a Núñez porque estaba dominado por la ira. Se conocían de antes: la pareja del joven trabajaba como empleada de la víctima. Se habló en algún momento de una orden de restricción de acercamiento que habría tenido Salas respecto a esta joven -que no estaba en el lugar-, de celos y de antecedentes de violencia de género.

Como sea, el jubilado le abrió la puerta al atacante con confianza porque era una cara conocida

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?