¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer? Este estudio científico te responde

¿Existe la amistad entre el hombre y la mujer? Este estudio científico te responde

Un estudio reveló en qué casos en la amistad entre el hombre y la mujer es viable que exista otro deseo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un estudio de la Universidad de Boise, en Idaho, Estados Unidos, reveló que sí existe la amistad entre el hombre y la mujer, y que el sexo podría afianzar aún más ese vínculo. Hay datos científicos que explican este comportamiento.

El amor no es algo que uno elija como cualquier sentimiento o emoción. Hay veces que ocurre sin explicaciones y lo importante es saber cómo actuar frente a esto. Según las investigaciones, la primera pregunta que hay que hacerse es si vale la pena arriesgar la amistad por amor o sexo.

Para responder esto se debe observar los comportamientos y las palabra de la otra persona y así saber si hay posibilidades que sea viable. Además, no es lo mismo estar enamorado y querer una relación, a tener sexo sin compromiso. Por ello es fundamental plantearse qué intenciones se tienen.

En el caso que se plantee comenzar otro tipo de vínculo, hay que tener en cuenta que la otra persona puede rechazarlo y esto podría cambiar la amistad. Es normal sentirse incómodo cuando del otro lado no se tienen las mismas intenciones.

La amistad no es compatible con el amor

El estudio indica que las personas suelen creen que porque se tienen los mismos gustos en una amistad esto podría ayudar a que la otra persona se enamore, pero no es así, ya que el amor no comprende de razonamientos.

Hay una cuestión química y física que lejos está de la lógica y, en las relaciones de amor o sexuales, está muy presente. Por eso muchas veces no se tiene explicación. En algunos casos los polos opuestos se atraen porque se complementan y en otras ocasiones compartir gustos hace que el amor crezca. Cada relación es subjetiva.

La clave: los comportamientos y los gestos

Los gestos hablan de las personas y pueden ser fundamentales para entender las señales. Si se queda mirando fijamente, si toca el brazo de la otra persona cuando habla, si se acomoda el pelo constantemente, o si abraza apasionadamente pueden ser algunos indicios de coqueteo.

Sin embargo, si habla de relaciones pasadas o comenta sobre personas que le gustan entonces hay motivos para entender que no tiene interés.

Un relación sin compromiso

Según el estudio, es muy posible que comenzar una relación afectiva o sexual pueda modificar toda la esencia que unía a esas dos personas. Excepto que ambas partes busquen lo mismo: tener sexo sin compromiso.

En ese caso la amistad entre el hombre y la mujer seguirá existiendo, y el sexo no será un determinante sino un componente de un lindo vínculo.

La posibilidad de seguir manteniendo la amistad no solo es viable sino que se genera una intimidad que hace más sólido ese cariño. De la única forma en que este tipo de vínculo puede funcionar es si existe el consentimiento desde ambas partes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?