Abren los bancos para pagar jubilaciones y asignaciones

Abren los bancos para pagar jubilaciones y asignaciones

Hubo acuerdo para que los bancos abran durante tres días para atender solamente a jubilados y personas que reciben asignaciones sociales. Cuándo abren y cómo acceder.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Uno de los principales problemas que generó el aislamiento tiene que ver con el cobro de jubilaciones y asignaciones. Por eso de manera excepcional abrirán los bancos para que los jubilados puedan cobrar. 

El viernes abrirán las sucursales de las entidades para atención exclusiva de jubilados y destinatarios de asignaciones. Se trata de una población que, en muchos casos, no cobra por cajero por no tener tarjeta de débito. Esa medida durará hasta el martes. Es decir, los bancos abrirán entre el viernes y el martes para ese grupo. 

La decisión fue adoptada luego de una reunión entre los presidentes del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y del Banco Nación, Miguel Pesce y Eduardo Hecker, respectivamente, y el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo.  "Las sucursales sólo se abrirán para pagar los beneficios de la seguridad social, además de realizar tareas internas ya previstas y que se venían realizando", informó el gremio en un comunicado.

No todos los empleados bancarios trabajarán. Los bancos abrirán un "registro de voluntarios" entre sus empleados para cubrir estas actividades hasta el jueves a la mañana y, en caso de no cubrir la dotación necesaria, "convocarán a los recursos mínimos indispensables para tal fin", sin incluir a personas de riesgo y personal con hijos a su cuidado por la suspensión del dictado de clase.

Quiénes podrán ir

Durante los días de apertura las sucursales bancarias admitirán a personas "con las distancias de seguridad previstas en la resolución sanitaria" de modo que "el resto deberá realizar la fila fuera de la entidad bancaria".



"Una vez finalizado el horario de atención al público se orientará las filas hacia los cajeros automáticos, previo una interrupción para cargarlos", informó el el comunicado que lleva la firma de Palazzo y que convoca a los trabajadores bancarios a asistir a las "más de 13 millones de personas" que tienen "la necesidad de contar con efectivo para realizar sus compras, necesarias para subsistir".

El presidente Alberto Fernández había adelantado que el gobierno buscaría "algún mecanismo" para evitar que se repitan escenas como las del viernes último, cuando jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales formaron largas filas frente a los bancos para retirar el dinero que recibieron por el bono extraordinario.

"Vamos a habilitar algunas cuantas sucursales de bancos y vamos a dar turnos para las cobranzas, para que no se mezclen todos", señaló el Presidente en diálogo con Radio con Vos, en relación a las posibles medidas para evitar la exposición al Covid-19 a la que se someten los adultos mayores al hacer esas filas.



"La parte buena es que la gente fue a buscar dinero; y la parte mala, es que se expone al contagio", se lamentó el Presidente.

Por otra parte, la impresión de tarjetas de débito para jubilados alcanzó las 500 mil unidades desde el inicio de la cuarentena, un crecimiento del 800% en el pedido de nuevos plásticos respecto del período previo.

“Mientras que antes de la cuarentena se imprimían 40 tarjetas de débito por cada 100 en total, hoy esa relación es de 75 por cada 100, focalizándose en jubilados y altas de nuevas cuentas”, precisó la empresa Prisma Medios de Pago a través de un comunicado, en el que aseguró continuará imprimiendo nuevos plásticos durante la cuarentena "para facilitar medios de pago seguros a la mayor cantidad de ciudadanos”.

El pasado 20 de marzo, a través de la comunicación "A 6942", el Central había prohibido a las entidades abrir sus sucursales para la atención al público y ordenó que, hasta el 1 de abril, prestaran servicios a los usuarios "en forma remota" para la constitución de plazos fijos, el otorgamiento de financiaciones y los servicios relacionados con el sistema de pagos, entre otros.

Una de las definiciones por las que más se aguarda es por la extensión o no de la prórroga fijada hasta el 1 de abril para los vencimientos de financiaciones de entidades financieras en pagos de tarjetas de crédito, préstamos personales e hipotecarios y financiamiento empresario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?