Queda papel higiénico, pero se agotaron los barbijos y el alcohol en gel

Queda papel higiénico, pero se agotaron los barbijos y el alcohol en gel

Por ahora, Mendoza está lejos de la locura que se ha visto en Europa alrededor de los productos de higiene. Distribuidores y fabricantes admiten, no obstante, que la demanda subió.

Facundo García

Facundo García

Queda papel higiénico, pero ya escasean el alcohol en gel y los barbijos. Ese es el panorama que describen distribuidores y fabricantes de Mendoza. Sin el tinte dramático que adquirió la demanda de estos productos en Europa, la provincia muestra templanza e inquietud por igual, pero no ha caído en la locura

MDZ salió a buscar testimonios de personas que se dedican al rubro: todos admiten que hay más pedidos, pero avisan que no se percibe la ansiedad que se vio en países como España. Guillermo Pico, de Papelera del Oeste, reporta que el faltante no está en el papel -del cual queda bastante, vale aclarar- sino en otros productos. "Hemos decidido no comercializar barbijos porque los precios que nos pasan desde Buenos Aires son delirantes. La caja de 100 unidades fraccionadas en bolsas de 50 barbijos se comercializa a unos 150.000 pesos. Eso te obliga a vender 100 barbijos a 2000 pesos. No es razonable ni respetuoso hacia los clientes", señaló.  

El alcohol en gel también se queda en la Capital, donde la angustia sí está causando algunos estragos. Pico detalla que aunque su sector no es formador de precios, sí se ve afectado cuando hay escasez: "dicen que hay productos que no se consiguen porque las alcoholeras no están repartiendo. Ojalá pronto se resuelva".

En España, el papel desató la irracionalidad. Fuente: twitter
@Nega_Maiz

En Papelera Mendoza, por otro lado, confirman que la demanda de papel higiénico ya subió alrededor de 5%. "La gran expectativa está en lo que ocurrirá con los precios. Desde hace dos meses los importes son más o menos los mismos y pedimos que se mantengan", informó Dardo Delgado. 

En tanto, los restaurantes han salido a comprar productos de limpieza para cubrirse. Bien lo saben quienes atienden al público en Papelera Navidad. Hernán enumera: "guantes, alcohol en gel, dosificadores. Es lo que piden. A eso se le agrega el papel. En realidad nosotros trabajamos con bobinas de papel para cocina, y nos están pidiendo bastante".

Los entrevistados concuerdan en que hay mendocinos que se han puesto a fabricar alcohol en gel de forma casera. El inconveniente lo encuentran en la comercialización, porque no se consiguen dosificadores.

En cuanto al papel higiénico -y aunque suene de mal gusto- la evidencia histórica demuestra que no se trata de un bien indispensable. De hecho, el primer papel moderno de este tipo ingresó al mercado a mediados del siglo XIX, a instancias del inventor Joseph Gayetty. Antes, se utilizaban otras "técnicas".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?