Arman un santuario en el lugar donde murió Fernando

Arman un santuario en el lugar donde murió Fernando

Durante el mes transcurrido desde el asesinato, locales y turistas han dejado estampas, velas ofrendas y cartas. Si el caso El sitio va camino a convertise en un templo a cielo abierto.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Los dueños del boliche Le Brique deben estar preocupados. Porque ahí, justo frente a la discoteca, decenas de personas han empezado a dejar ofrendas en memoria de Fernando Báez Sosa (19), el muchacho que mataron los rugbiers el 18 de enero pasado.

Y aunque la noche de la Costa todavía conserva cierto movimiento, la Calle 3 de Gesell ya no será la misma. Quizá ese entorno donde se produjo el asesinato contenga los metros más observados del país en los últimos meses. Los más debatidos. También los más tristes.

Mañana, cuando la familia de Báez Sosa encabece la marcha para reclamar justicia, tal vez alguien recoja alguno de los mensajes que cuelgan del árbol devenido altar: “Fernando, que tu cruel asesinato marque el fin de una Justicia para los hijos del poder", dice una de las misivas. Y otra: "Queremos pedirte algo que ninguno de ellos -por los rugbiers- manifestó al día de hoy: PERDÓN”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?