Video: el dueño de un negocio le cumplió el sueño a su fiel empleado

Video: el dueño de un negocio le cumplió el sueño a su fiel empleado

En Neuquén, el dueño de una cristalería invitó a comer a la familia de un empleado, pero lo esperaba con una sorpresa. Fijate que tenía preparado

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Eduardo Fonseca (37)y Franco "​Fati" Nuñez (27) hace una década que trabajan juntos, primero en una fábrica de aberturas de aluminio, ahora en la vidriería de Fonseca. Esta semana se convirtieron en parte de un video viral.

El 23 de noviembre, Eduardo tenía una sorpresa guardada para su empleado y amigo. Lo esperó a la noche en el taller, con las luces apagadas, un feriado, después de decirle que lo esperaba con su familia para comer unos sandwichs.

Al sentir el ruido abrió la puerta al grito de: “¡Sorpresa!” y le dijo que el Fiat Duna blanco que estaba ahí era suyo. Se abrazaron y compartieron lágrimas.

"​Premio a la lealtad, compromiso, responsabilidad y al amor que le ponés a tu labor. ¡Felicitaciones" decía un cartel pegado en el vidrio.

En 2013, Fonseca abrió la cristalería y dos años después se reencontró con Nuñez: "Franco andaba haciendo changas, trabajaba de albañil. Lo tomé como empleado". Ahora coloca vidrios y se encarga de la atención al público del local.

​"Franco siempre quiso tener su primer auto”, contó Fonseca, quien, además, le enseñó a manejar.

Cuando comenzó la pandemia, Nuñez le pidió que lo acompañara a ver un Renault 12 rojo, que quería comprar. Pero el automóvil estaba en muy mal estado. Finalmente el joven gastó el dinero en materiales de construcción para su casa.

“Yo soy muy sincero, no ando con muchas vueltas. Él tenía toda la fantasía de comprar el auto. Me sentí culpable, algo me pasó" comentó Fonseca. Y comenzó a buscar opciones hasta que dio con el Fiat Duna.

Nuñez comentó al diario Clarín: "Sentí mucha felicidad. Es un premio. Sentía que no me lo merecía, porque era mucho. Sentí mucha alegría. (…) Cuando mirás en el espejo retrovisor y ves a tus hijos felices…".

Por su lado, Fonseca aseguró que si el negocio crece, sus empleados: “tienen que crecer".

Respecto a Fati comento que: "Es muy responsable, comprometido. Respetuoso con el cliente. Muy buen empleado. Es extremadamente alegre, muy compañero. Es jodón. Es una persona muy sensible y tiene un corazón muy grande".

Nuñez, por su lado, comentó: "Eduardo siempre ha estado, te acompaña. (…) Él se pone a la par nuestra. Cuando hay que hacer tareas, enseña todo el tiempo. No te deja solo nunca. Si te equivocás no te reta, te vuelve a explicar. Más que un jefe, es un líder. Y más que un líder, es un amigo".

Fuente: Clarín

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?