Homofobia y discriminación en Mar del Plata: "No alquilo a gays"

Homofobia y discriminación en Mar del Plata: "No alquilo a gays"

Indignación y repudio por la respuesta de un dueño que se negó a concretar la renta al joven que consultaba.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Bronca, tristeza y sorpresa. Estas fueron las sensaciones del joven llamado Alexis que vive en La Plata y tenía planeado pasar entre el 17 y el 24 unos días en “la feliz“, junto a su compañero Luciano, pero no logró que le alquilaran.

Su reacción inmediata fue compartir lo sucedido en Twitter, donde publicó: “No me alquilaron un departamento por trolo, ustedes bien?“.

Pronto, toda la comunidad se solidarizó y le llovieron mensajes de apoyo y contención, incluso de organismos contra la discriminación y otros colectivos.

El muchacho ya está en contacto con el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) pero prefiere olvidar el episodio y disfrutar del alquiler que pudo concretar con otro propietario poco después.

El organismo se ofreció a acompañar la denuncia, pero el joven expresó que elige actuar con “la tolerancia que a ellos les falta“ y no procederá. “Es ignorancia“, concluyó.

Además, Alexis destacó durante una entrevista que le realizó Telefé Noticias que aún se vive mucha discriminación. No tanto en su caso como hombre gay sino que es peor en los casos de mujeres gay o trans.

Diálogo para olvidar

El joven había publicado por internet la búsqueda de un lugar para pasar unos días de vacaciones en Mar del Plata y la persona en cuestión le envió una foto panorámica del lugar que le ofrecía.

A partir de allí comenzó una conversación privada para ultimar detalles y condiciones y sumar algunas fotos del interior de la propiedad.

Luego de intercambiar 6 imágenes más y aclarar que el espacio contaba con WiFi y lavadora le explicó que se requería un depósito de 6 mil pesos.

El estudiante de Comunicación Social y Administración de la Universidad de La Plata ya saboreaba sus días de descanso cuando comenzaron las preguntas personales.

Al comentarle que los locatarios serían dos jóvenes, el dueño preguntó si eran pareja. Alexis le respondió que no, que eran amigos pero insistió en querer conocer su orientación sexual y preguntó directamente si eran gays.

“Me quedé shockeado porque no entendía qué tenía que ver ser gay con el alquiler“.

Al contestar que sí, la desagradable respuesta no se hizo esperar.

“Ahí fue que me dijo que no le alquilaba a gays y que sus hijos vivían al lado“. Al principio Alexis creyó que era una broma de mal gusto, pero pronto entendió que el señor hablaba en serio.

Ante la incredulidad le sacó un print a la conversación y lo hizo público en las redes, más que nada, como una manera de compartir la amarga sensación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?