El juez Salinas sienta postura con un "Manual de Derechos Humanos"

El juez Salinas sienta postura con un "Manual de Derechos Humanos"

El libro del magistrado federal Pablo Salinas busca difundir conceptos indispensables para el siglo XXI. "Está pensado para docentes y estudiantes, pero también lo escribí para que lo entienda cualquier ciudadano", cuenta el autor. Una obra mendocina para meterse en los grandes debates del presente.

Facundo García

Facundo García

Hay libros que se escriben para que actúen sobre la realidad. Para que causen efectos concretos. Es el caso del Manual de Derechos Humanos que acaba de publicar Pablo Salinas. El flamante juez del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 resumió en esa obra décadas de investigación y compartió sus hallazgos apelando a un lenguaje deliberadamente ameno, "para que pueda entender cualquier persona interesada". 

Con prólogo del ex miembro de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni, el Manual recorre distintos ejes de la historia conceptual y los debates alrededor de los DD.HH. "Nació con un fin pedagógico, para que lo utilicen estudiantes y docentes, pero también para que lo comprenda cualquier trabajador, porque uno de sus objetivos es acercar algunas ideas a la sociedad".

Salinas es una figura conocida en la provincia, a partir de su trabajo como representante del Movimiento Ecuménico de los Derechos Humanos (MEDH) y su rol como abogado querellante en causas de lesa humanidad. De allí sus abordajes y conclusiones; y el lugar donde se ubica. 

"Uno de los grandes desafíos de hoy es acercar las leyes a la gente"

"El Manual empieza con ciertos conceptos generales que no siempre se tienen en cuenta en la vida cotidiana. Se interpela, por ejemplo, el rol del Estado, porque es el Estado quien debe ser el principal garante de que se respeten estos derechos", apunta. 

Luego el libro se mete con temas que hoy están en el centro de la discusión pública, como la pena de muerte, la interrupción del embarazo, la eutanasia y otros.

—¿En qué lado de la biblioteca ubicaría usted este trabajo, en el "garantista" o en el "punitivista"?

—Esa es una falsa dicotomía. Mire: todos los jueces juramos por la Constitución. Estamos obligados a cumplirla. Y dado que nuestro deber es garantizar el cumplimiento de la Carta Magna y ceñirnos a las penas que prevé la Ley, esas diferencias entre garantistas y punitivistas son meramente un clisé. Uno de los grandes desafíos de hoy es acercar las leyes a la gente. El lenguaje encriptado es un privilegio que no puede seguir existiendo en un sistema democrático. Por eso es importante comunicarse, explicar públicamente nuestros criterios e incluso ir hacia un sistema de juicios por jurados también en la Justicia Federal. Una vez que el ciudadano o la ciudadana común comprenden estas cosas, esos rótulos tan difundidos caen por su propio peso

Los juicios y las mujeres

Otra parte del Manual está dedicada a analizar hitos en la historia de la lucha por los Derechos Humanos. Los procesos de Nuremberg o los juicios que enfrentaron el nazi Adolf Eichmann o el general japonés Tomoyuki Yamashita son desplegados en detalle, incluyendo un análisis de argumentos y reflexiones

"A partir de los juicios de Lesa Humanidad, la gente pudo ponerse en contacto con asuntos relacionados con los procesos judiciales. Eso, sin embargo, tuvo una historia, y el Manual la recorre", refiere el autor. 

El último capítulo está dedicado a la violencia de género: se analizan tratados internacionales y se dan elementos prácticos para conocer por qué y cómo el Estado debe proteger los derechos de las mujeres.

Es el corolario de un libro/herramienta, pensado para generar nuevas realidades. Salido de Mendoza, pero con alas para recorrer el continente en estos tiempos de encrucijadas.

  • El Manual de Derechos Humanos fue editado por Ediciones Jurídicas de Cuyo (EJC) y la Universidad Champagnat. Puede conseguirse en Pedro Molina y España (Ciudad).
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?