La odisea de una familia mendocina que volvía de Perú y los chocaron

La odisea de una familia mendocina que volvía de Perú y los chocaron

Viajaban con un grupo de personas de otros países y tuvieron un accidente. La empresa de turismo local no se hizo cargo de los gastos de salud.

Federico Lemos

Federico Lemos

Las vacaciones programadas fuera del país comenzaron a ser algo practicamente imposible para los argentinos. Sin embargo, con el esfuerzo, se pudo concretar.

Es el caso de una familia mendocina que pudo conocer Perú. Sin embargo, las eventualidades como un accidente pueden suceder, como así también a las negligencias de las empresas.

Javier Gallar viajó con su esposa e hija el 3 enero para que los tres pudieran disfrutar y conocer el país. Hasta el 10 de enero estuvieron en la localidad de Arequipa.

Por supuesto que tenían que hacer la visita obligada: el Machu Picchu. Para eso contrataron el servicio de traslado, dos días de alojamiento e ingreso al santuario a una empresa local llamada Bioandean Expeditions.

Uno de los recuerdos de Javier del Machu Pichu. 

Luego de conocer las ruinas históricas, al regresar tuvieron un accidente de frente contra una camioneta. El choque no fue de gravedad, sin embargo varios sufrieron lesiones como los conocidos "latigazos cervicales" y golpes en la cara.

"En la van íbamos nosotros junto con otros pasajeros de Argentina, de distintas provincias, de Brasil y España", contó a MDZ Javier.

Pero resulta que el chofer que los trasladaba en la denuncia del accidente omitió decir que habían lesionados y ahora nadie les da la prestación médica. "Hice una denuncia en la Policía de Turismo de Perú, fuimos a la unidad fiscal para que nos revise un médico forense pero tenemos que pagar unos aforos de unos $1.500", detalló el mendocino.

"Tenemos dolores de cabeza y cuello. Mi hija tiene un golpe en el brazo izquierdo, yo tengo lastimada la rodilla izquierda y dolores en la costilla", señaló.

A esto hay que agregar que en la denuncia policial figura el nombre de un conductor que no era la persona que manejaba la unidad en el momento del choque. "Todo es muy triste y turbio. Hace dos días que estamos dando vueltas y nadie se hace cargo. De la empresa de turismo nos ofrecen hacer un tour por la ciudad en compensación. Son muy caraduras", comentó afligido.

La familia estará en Cusco hasta el 20 y luego volverán a Arequipa para finalmente regresar a Mendoza el 23 de enero. Quizás, para esta fecha hayan obtenido alguna respuesta de las autoridades locales.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?