Lo buscan desde hace dos semanas, pero la madre cree que lo mataron

Lo buscan desde hace dos semanas, pero la madre cree que lo mataron

El joven tiene 26 años fue visto por última vez en un asentamiento de Las Heras. Según la madre, a su hijo lo habría asesinado un conocido que luego arrojó el cuerpo a un pozo séptico. 

Un joven que fue visto por última vez el pasado 6 de abril en el asentamiento "Todos Unidos", en Las Heras, es intensamente buscado por la policía y familiares. 

Juan Alejandro Figueroa tiene 26 años, mide entre 1.70 y 1.80 metros, de contextura robusta, de tez blanca, ojos verdes, cabello corto color castaño y tiene un aro en la oreja izquierda.

Además, tiene varios tatuajes: uno en el pecho que dice "100% negro cumbiero", dos en la espalda, una con la palabra "María" y otra con un dibujo de Cristo,  también en una de sus piernas tiene un dibujo de un personaje de la serie Los Simpons, y en su muñeca izquierda lleva tatuado el nombre "Jimena". 

Al momento de su desaparición, Figueroa vestía un pantalón corto color azul claro, un camperón azul oscuro, tipo rompeviento, gorra y zapatillas.

La peor hipótesis

Los familiares del joven buscan que el fiscal de la causa, Horacio Cadile, cambie la caratula actual, averiguación de paradero, a homicidio.

Silvia Arribas, la madre de Juan, tiene la hipótesis de que lo mató un conocido de su hijo y que lo habría arrojado a un pozo séptico en el mismo barrio en el que vivían ambos.  Según la mujer, esa versión le llegó a su hija y tendría asidero en función del vínculo delictivo que habrían tenido víctima y victimario. 

Los investigadores piden que ante cualquier dato que permita dar con el joven se comuniquen al 911, se acerquen a la dependencia policial más cercana, o se comuniquen con la Oficina Fiscal 6, de Las Heras, a los teléfonos: (0261)-4416987/88/89.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?