Estas son las ocho parejas de la realeza más polémicas de la historia contemporánea

Estas son las ocho parejas de la realeza más polémicas de la historia contemporánea

Se trata de una recopilación de las uniones de sangre azul más rodeadas de escándalos de los últimos tiempos. ¿Cuál es para vos la más controvertida? ¡Opiná en los comentarios!

MDZ Sociales

MDZ Sociales

1) Harry y Meghan: Hasta el momento en que se casó, Harry era el soltero más codiciado de la realeza. El hijo menor de Lady Di dio en 2017 la noticia de que se había comprometido con Meghan Markle, una actriz norteamericana, divorciada, tres años mayor.

Aunque Harry siempre se mostró enamorado, hay algo sobre Meghan que no gustó del todo a todos a desde el principio. Para los ingleses, ella era demasiado. Demasiado norteamericana, demasiado hollywoodiense, demasiado divorciada, demasiado común, demasiado irreal... e incluso hubo algunos haters que se metieron con algo inaceptable: discriminación por etnia; ya que Meghan es hija de una madre afroamericana y un padre blanco. ¿Cómo terminó toda esta falta de aceptación? Con la pareja pegando un portazo a la monarquía.

2) Príncipe Carlos y Príncesa Diana: Cuando se casaron, los padres de los príncipes William y Harry hicieron realidad ese final de cuento de hadas que remata "... y vivieron felices para siempre". Eso era lo que esperaba toda una Nación, pero las polémicas vinieron después.

El 29 de julio de 1981, Diana Frances Spencer contrajo matrimonio en la Catedral de San Pablo de Londres con el príncipe Carlos de Gales, trece años mayor que ella. En 1995, Diana ofreció a la BBC una de las entrevistas más famosas y polémicas, ahí admitió pública y sinceramente la práctica de bulimia y de autolesiones y el hecho de que era víctima de acoso diario por parte de fotógrafos, paparazzi y periodistas. También, se refirió al adulterio que había cometido su esposo con Camilla Parker-Bowles.

En la polémica biografía "Diana: Her True Story in Her Own Words", el escritor Andrew Morton relata que Lady Di, en los años más estables de su matrimonio, tuvo que confrontar a Camilla Parker Bowles.

El 28 de agosto de 1996, Diana se separó oficialmente de Carlos, y se convirtió así en la única princesa no real de la historia del Reino Unido.

3) Príncipe Ernesto Augusto Jr y Ekaterina Malysheva: El hijo del todavía marido (aunque están separados de hecho) de la Princesa Carolina de Mónaco no contó con la aprobación de este para el matrimonio.

Es que la diseñadora de modas rusa Ekaterina se ha declarado como feminista y está interesada en causas sociales, así como el empoderamiento de la mujer. La princesa es también cineasta, y ha producido varios documentales sobre temas sociales y políticos, llegando The square a ser nominado a los premios Oscar en 2014. 

El padre de Ernesto Jr., jefe de la derrocada Casa de Hannover en Alemania, se opuso también a la boda de su hijo porque quería las propiedades (incluyendo algunos castillos) que le había entregado a mediados de los 00s a efectos impositivos. "La decisión no fue fácil para mí porque se trata de mi hijo", dijo el anciano a un periódico alemán citado por People. "Pero estoy obligado a preservar los intereses de la Casa de Hannover y la propiedad, incluyendo la propiedad cultural, que ha sido su propiedad durante siglos".

A pesar del descontento de su padre, la boda se celebró y si bien él no asistió; los cuatro hijos de Carolina si lo hicieron.

4) Príncipe Carlos y Camilla Parker-Bowles: Tal vez esta sea la relación real más escandalosa de los últimos 50 años. Carlos y Camilla se conocieron por en la década de los 70 y por un breve período de tiempo. La relación formal terminó, con Camilla casándose con Andrew Parker-Bowles, pero el afecto entre los dos nunca se fue. Carlos incluso le suplicó a Camilla que no se casara justo antes de su boda. El monarca, por supuesto, se casó con la princesa Diana, pero a menos de cinco años de su matrimonio, comenzó una aventura con Camilla.

Esta infidelidad se reveló al público a principios de los 90, colocando a Carlos y Camilla en el centro de un escándalo, siendo despreciados por el pueblo británico y sufriendo la desaprobación internacional.

Incluso después de que Carlos y Diana se divorciaron, y más tarde, después de la muerte de Diana en 1997, parecía que Carlos y Camilla no tenían esperanzas de futuro, porque la gente nunca le dio la venia a esa unión.

5) Rey Edward VIII y Wallis Simpson: El romance real más escandaloso de la historia moderna perteneció al tío abuelo del príncipe Carlos. Edward conoció a Simpson, una estadounidense casada, en Nueva York en 1934 cuando aún era el príncipe de Gales, y comenzó una aventura que progresó rápidamente.

Dos años más tarde, su padre, el rey George V, murió, convirtiendo a Edward VIII en rey, pero su reinado duró poco. Anunció sus intenciones de casarse con Wallis, que estaba en medio de su divorcio de su segundo marido, Ernest Aldrich Simpson. El gobierno británico, sin embargo, no vio a Wallis como un consorte apto para un rey, que también es el jefe de la Iglesia de Inglaterra. Wallis salió de Inglaterra hacia el sur de Francia mientras el escándalo continuaba, pero Edward no se inmutó. Para casarse con Wallis, abdicó al trono después de menos de un año, dejando la corona a su hermano menor, el duque de York, que luego se convirtió en el rey George VI.

El divorcio de Wallis tardó unos meses más en finalizar, lo que ocurrió en mayo de 1937. Se casaron ese mismo mes y permanecieron casados ​​hasta la muerte de Edward en 1972.

6) Rey Felipe y Letizia Ortiz: Al igual que varias de las mujeres de esta lista que no nacieron con sangre azul, el pasado de Letizia también le pasó factura al momento de convertirse en la esposa del príncipe de Asturias el 22 de mayo de 2004 en la Catedral de Santa María la Real de La Almudena de Madrid.

Letizia Ortiz Rocasolano  estuvo casada con Alonso Guerrero Pérez, profesor de Lengua y Literatura entre 1998 y 1999.

La ahora reina de España fue imagen de una marca de cigarillos en su juventud. Posó desnuda para el pintor cubano Waldo Saavedra, y dicha pintura apareció en el cancionero del disco Sueños Líquidos (1997) de Maná. 

7) Rey Guillermo Alejandro y reina Máxima: Máxima y Guillermo se conocieron en circunstancias relativamente comunes: En una feria en Sevilla, España, donde el rey ni siquiera admitió que era un monarca al principio. Cuando finalmente lo confesó, Máxima pensó que estaba bromeando.

Anunciaron su compromiso dos años más tarde, en 2001, pero hubo controversia antes de que pudieran caminar hacia el altar. El padre de Máxima, Jorge Zorreguieta, fue un ministro de gabinete argentino durante el proceso de reorganización nacional y los primeros años de la guerra sucia, un período de dictadura y masacres en el país.

Una investigación dirigida por un profesor holandés sobre la participación de Zorreguieta en la Guerra Sucia encontró que, aunque él no estaba involucrado y era un civil, sabía lo que estaban pasando. Debido a esto, al padre de Máxima no se le permitió asistir a la boda, y su madre decidió no asistir sin su esposo.

8) Reina Beatrix y príncipe Claus: Beatrix, la madre de Willem-Alexander, optó por casarse con un hombre con un pasado muy controvertido. El príncipe Claus, que murió en 2002, había sido miembro de las Juventudes Hitlerianas cuando crecía en Alemania y luego combatió en el ejército alemán en el final de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando los dos anunciaron su compromiso en 1965, el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial todavía estaba fresco en la mente de los holandeses. Las protestas estallaron, con las esvásticas pintadas alrededor de Amsterdam y una petición contra el matrimonio que obtuvo más de 65.000 firmas. Gracias en gran parte al apoyo de sus padres, la reina Juliana y el rey Bernhard, el parlamento aprobó el matrimonio, y Claus se convirtió en un querido miembro de la familia real holandesa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?