Votará primero el juez que redacta el fallo desde febrero

El presidente de la Corte provincial, Jorge Nanclares, será quien abra el fuego en el alto tribunal, de acuerdo a un sorteo que se publicó hoy. Cada integrante tendrá cuatro días para hacerlo. La sentencia del plenario no tendrá efecto sobre las elecciones de este año.

Avatar del Juan Carlos Albornoz

juan carlos albornoz

Los supremos Valerio, Nanclares, Gulle y Llorente.

ALF PONCE/MDZ

El presidente de la Corte provincial, Jorge Nanclares, será el primero en emitir su voto en la causa por la reelección de los intendentes. Así quedó establecido en un sorteo cuyo resultado se publicó hoy en la página del Poder Judicial.

Tuvo suerte Nanclares, quien viene trabajando hace tiempo en el tema: en febrero se supo que ya estaba redactando su voto. Después del jefe del alto tribunal, deberán expresarse los otros seis miembros, en el siguiente orden: Dalmiro Garay, Mario Adaro, Julio Gómez, Omar Palermo, Pedro Llorente y José Valerio.

Cada ministro tendrá cuatro días para votar, lo que sumará un total de 28. Aunque la sentencia podría demorar mucho más tiempo, ya que el conteo se realizará solamente sobre días hábiles.

El asunto a dirimir será si corresponde o no aceptar una acción de inconstitucionalidad planteada por cuatro intendentes del PJ contra la promulgación de una enmienda constitucional que limita a una las reelecciones de los intendentes.

El gobernador Alfredo Cornejo emitió el decreto de promulgación en noviembre del año pasado, a pesar de que la enmienda en cuestión (reforma del artículo 198 de la Carta Magna) había sido votada en 2009.

Esa enmienda nunca fue promulgada por los antecesores de Cornejo debido al famoso fallo Kemelmajer de 1989, que frenó un intento de reforma constitucional que no había conseguido los votos de la mitad más uno del padrón general de electores.

Cornejo se animó a contradecir esa sentencia al sostener a través de un decreto que a la enmienda de 2009, si bien no reunía la condición que impuso el fallo Kemelmajer, le sobraba legitimidad: bastante más de la mitad de la gente que votó en ese plebiscito lo hizo por el "Sí".

El decreto de Cornejo desató una guerra política y judicial con cuatro de los cinco intendentes del PJ, quienes querían ir este año por la reelección, una vez más. Fue lo que al final consiguieron hace un mes, cuando el Poder Ejecutivo firmó un acuerdo extrajudicial con los intendentes en el que aceptó que la sentencia de la Corte tenga impacto a futuro, no en las elecciones de este año.

El acuerdo descomprimió a la Corte y permitió avanzar hacia el fallo definitivo. El 15 de este mes emitió su dictamen el Procurador, Alejandro Gullé, quien pidió que se rechace la acción de inconstitucionalidad de los intendentes peronistas. Fue, además de un antecedente de peso no vinculante, el paso previo necesario para la votación de los siete miembros de la Corte.

Cuando el conflicto político hervía, Nanclares salió a prometer que haría todos los esfuerzos para que el fallo definitivo surgiera antes de las PASO en los departamentos gobernados por los intendentes que se querían reelegir: San Rafael, San Martín, Tunuyán y Lavalle.

Es un hecho, a esta altura, que no va a poder cumplir con eso, ya que las primarias se realizarán el próximo domingo. La fecha tampoco es lo más relevante, ya que el fallo no tendrá impacto directo en estas elecciones.

Sí es importante, en cambio, su efecto a largo plazo. La Corte podría quitar a futuro el obstáculo que frenó casi todos los intentos de reforma constitucional en Mendoza. La sentencia será dividida, pero todas las tendencias indican que eso es lo que ocurrirá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?