Te lo digo con un meme: fuerte polarización y nervios antes del cierre

Te lo digo con un meme: fuerte polarización y nervios antes del cierre

No se pueden dar resultados ni datos. Pero ya hay percepciones: se confirma la polarización entre dos fuerzas políticas y eso podría condicionar el resultado de octubre. 

Se acerca el cierre de los comicios y crece la tensión. No se pueden dar datos numéricos, ni nombrar a los candidatos antes del límite legal. Pero hay tendencias y especulaciones.

En primer lugar se confirmaría la polarización extrema entre dos frentes electorales, dejando muy relegadas a las otras opciones. Incluso la tercera opción pelearía para superar la barrera de los 10 puntos. El actual Gobierno y el anterior se disputan el poder. En el juego de las mascotas, "el perro collie le ganaría al gato".

Se trata de un escenario mucho más extremo que el del 2015, donde hubo mayor dispersión. Incluso podría potenciarse hacia octubre.

Pero las enormes dudas, incluso de los encuestadores que hacen trabajos a boca de urna, es la diferencia entre uno y otro frente. No es un dato menor, pues el porcentaje de votos que saque quien gane puede proyectarse para ver si luego le alcanza para llegar en la primera vuelta al 45%.

habrá datos oficiales más allá de las 9 de la noche, porque la Justicia determinó que solo se difunda información oficial luego de que se hayan cargado el 10 por ciento de las mesas de los 4 principales distritos: Buenos Aires, Córdoba, Capital Federal y Santa Fe.

Desde los centros logísticos de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos circulan datos extraoficiales en base a "reposición de boletas" y encuestas a boca de urna. Pero son tan dispares que hacen dudar de la metodología y la intención de su difusión. 

Las redes sociales son el terreno fértil para esos datos, con la ventaja de estar en una situación vidriosa en cuanto a la prohibición de publicar datos. 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?