Sánchez Kalbermatten: "Es lamentable que Bonadio se queme por Eskenazi"

El abogado que denunció al juez federal ante el Consejo de la Magistratura habló con MDZ sobre la presunta protección de Bonadio al titular del Grupo Petersen en la causa de los cuadernos. También acusó al empresario de montar aquella escena en la que Juan Manuel Ducler fue detenido por supuesta extorsión. "Fue un procedimiento orquestado también por una fiscal de Justicia Legítima", manifestó.

mdz radio

El abogado Sánchez Kalbermatten.

Desde que estalló la causa de los cuadernos a mediados de 2018, distintos empresarios desfilaron por los Tribunales de Comodoro Py a partir de vinculaciones con el entramado de coimas que administró el kirchnerismo, incluso algunos estuvieron o están detenidos por esto. Sin embargo, llamativamente, uno ha logrado evadir el despacho de Claudio Bonadio: el titular del Grupo Petersen, Sebastián Eskenazi, a pesar de ser mencionado en uno de los escritos del chofer Oscar Centeno, al igual que uno de sus bancos.

"Bonadio es amigo de Eskenazi y demora todo lo que hay en su contra para no meterlo preso como a los demás. Él (por Eskenazi) está en peor situación que muchos. Clarens y Manzanares (el financista y el contador de los Kirchner, ambos "arrepentidos") lo mencionaron. Manzanares Dijo que las acciones de Eskenazi en YPF eran de Cristina y que él era un testaferro. Eskenazi es el protegido de Bonadio. Si se avanzó contra Cristóbal López, por qué no contra Eskenazi", señaló el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, quien denunció al juez federal ante el Consejo de la Magistratura.

En diálogo con MDZ Radio, Sánchez Kalbermatten recordó la foto que circuló el año pasado donde se ve a Bonadio y Eskenazi cenando juntos en un restaurante de Buenos Aires. "Esa foto no fue negada ni justificada por Bonadio. Yo le hice una denuncia en el Consejo que la tiene Graciela Camaño como consejera a resolver. Si Bonadio es amigo de Eskenazi, que se excuse. No quiere hacerlo porque lo está protegiendo. Es lamentable que un juez que lleva adelante una causa tan sonora se queme por Eskenazi", continuó el abogado.

El procesamiento contra Sánchez Kalbermatten

Más allá de las críticas contra Bonadio, Sánchez Kalbermatten y su cliente Juan Manuel Ducler están procesados -junto a otro abogado- por presunta extorsión a Eskenazi. A fines de 2017, los tres fueron esposados por la Policía en el edificio del Grupo Petersen después de recibir un sobre termosellado donde presuntamente había 300 mil dólares. En aquel momento, la fiscal Cinthia Oberlander ordenó un procedimiento con cámaras ocultas que involucra a Ducler (hijo del fallecido financista de los K) para justificar que le pidieron dinero al empresario para no denunciarlo en Estados Unidos.

La maniobra que presuntamente denunciarían surgía de lo revelado por Aldo Ducler antes de morir: que Eskenazi compró sus acciones en YPF con los "fondos de Santa Cruz" y que era testaferro de Cristina Kirchner. "Tuvimos un acercamiento con Eskenazi por eso. Esas reuniones en el Grupo Petersen eran confidenciales, todo por pedido de Sebastián Eskenazi", dijo Sánchez Kalbermatten, y agregó: "Querían formalizar un acuerdo de confidencialidad que yo llevaba en el bolsillo". Asimismo, sobre la posibilidad de que Ducler diera marcha atrás con una grave denuncia a cambio de plata, todo planteado en un acuerdo de confidencialidad, señaló: "Es problema de mi cliente".

De todos modos, el abogado insiste en que no extorsionaron a nadie y que en el desgrabado del video completo se aprecia que Eskenazi habría repartido 3 millones de pesos a los policías que participaron del operativo ordenado por la fiscal Oberlander. "Aparece repartija de dinero entre el Grupo Petersen y la Policía, donde comienzan a hablar de cuánta plata le corresponde a los policías. Repartieron 3 millones de pesos. Eso implicaría que ese procedimiento espurio se caiga por su propio peso. No hubo delito y además hubo un procedimiento irregular", sostuvo.

"El abogado de Eskenazi, Leonardo López, le dijo a Ducler "le traje un anticipo a modo de cortesía de que nos interesa celebrar un acuerdo con ustedes". Él dijo que trajo 300 mil dólares y como una muestra de cortesía para firmar el acuerdo más adelante. Entonces yo ahí mismo saqué de mi bolsillo el acuerdo y señalé que habría que modificarlo para hacer un recibo. Fueron ellos ahí los que dijeron que no querían ningún recibo. Este procedimiento fue ordenado por la fiscal Cinthia Oberlander, de Justicia Legítima, es muy conocida. Hay algo evidente", finalizó.

Escuchá la entrevista completa aquí.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?